Pedro Sánchez y Andoni Ortuzar en la firma del acuerdo de investidura del PSOE con el PNV.

Pedro Sánchez y Andoni Ortuzar en la firma del acuerdo de investidura del PSOE con el PNV. Susana Vera Reuters

Política NUEVO GOBIERNO

Ortuzar avisa de que el PNV se cobrará un "nuevo" precio en la negociación de los Presupuestos

El líder nacionalista vasco aclara que "hemos negociado sólo la investidura", pese al compromiso de "adecuar las estructuras del estado" a sus demandas.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, advierte que hasta ahora su formación sólo ha negociado la investidura del presidente Pedro Sánchez. Y que, a pesar de haber logrado enormes concesiones como "adecuar las estructuras del Estado" a las "sensibilidades territoriales", o la promoción de las selecciones deportivas vascas, la negociación de los Presupuestos Generales para 2020 será "una nueva y distinta para nosotros".

Según ha contado en una entrevista en Deia, el presidente ha asumido "que hay que dar cobijo a los diferentes sentimientos de pertenencia nacional y dar cauce a las identidades territoriales". Ortuzar señala que la investidura de Sánchez fue posible por "la unión de gente muy diversa y, aunque es verdad que incorpora un factor de dificultad para gobernar en el día a día, también hace que los acuerdos vayan a ser muy plurales y muy duraderos", ha valorado.

A su juicio, "Sánchez ha salido vacunado contra la derecha o debería haberlo hecho" y "debe tirar hacia adelante para afrontar las reformas que hacen falta en el Estado" ya que "pretender que el PP inicialmente se avenga a hablar es una quimera", pero más adelante, "al PP no le va a quedar más remedio que llamar a la puerta del resto, si quiere volver a ser la alternativa de gobierno".

Ha aconsejado al Gobierno normalizar la relación con Cataluña y "que los partidos catalanes entiendan también la nueva coyuntura" ya que "a ambas partes les une un interés común: que esto salga bien".

Sobre el proyecto de nuevo estatus de autogobierno vasco, Ortuzar ha indicado que el PNV intentará "que haya una mayoría lo más grande posible en el País Vasco. Luego tendrá que ir a Madrid, y ahí entra en juego el acuerdo con Sánchez, que asume que hay que dar cobijo a los diferentes sentimientos de pertenencia nacional, dar cauce a las identidades territoriales y, si hay que hacer cambios legales, se harán, atendiendo a la voluntad mayoritaria de las instituciones vascas".