El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, acompañado de los diputados Joaquín Robles (i) y José María Figaredo (d), este lunes en el Congreso.

El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, acompañado de los diputados Joaquín Robles (i) y José María Figaredo (d), este lunes en el Congreso. Efe

Política

Vox critica el "tricentrito" pero lo prefiere a un pacto de Sánchez con "los comunistas"

"Siempre es mejor una alianza entre" PSOE, PP y Cs que poner el gobierno "en manos de los radicales de Podemos", dice Espinosa de los Monteros.

Noticias relacionadas

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha dicho este lunes que su formación no se sumará a una abstención conjunta, con PP y Cs, para la investidura de Pedro Sánchez y ha añadido que no le sorprende una "coalición del tricentrito" (con PSOE) que son "una misma masa política".

En rueda de prensa en el Congreso tras presentar una serie de iniciativas para la derogación de la memoria histórica, Espinosa de los Monteros se ha referido así al pacto constitucionalista que el líder de Cs, Albert Rivera, ha propuesto al del PP, Pablo Casado, para permitir la investidura de Sánchez.

Espinosa de los Monteros ha comentado que ningún responsable de Vox ha hablado con Casado sobre este asunto ni tampoco con Sánchez y ha dejado claro que su partido no forma parte "de ese consenso socialdemócrata" que deja traslucir que entre PP, Cs y PSOE hay "muy pocas diferencias".

Mejor que pactar con Podemos

Aunque Vox no se suma al pacto, ha comentado que le alegraría que se produjera porque "siempre será mejor una alianza y un equilibrio entre ellos a que el gobierno se ponga en manos aún más radicales, como los comunistas de Podemos".

A la pregunta de si ese acuerdo cuestionaría los apoyos que Vox presta a PP y Cs en gobiernos autonómicos y ayuntamientos, Espinosa de los Monteros lo ha descartado y ha señalado que lo único que incidiría en esos pactos es que hubiera incumplimiento de lo acordado.

El pacto que propone Rivera se basa en tres puntos: la ruptura de los socialistas en Navarra con Bildu, una mesa de negociación para aplicar un nuevo 155 en Cataluña y el compromiso de Sánchez de no subir impuestos.