Pedro Sánchez, este lunes en Níjar (Almería), siguiendo la evolución de la DANA.

Pedro Sánchez, este lunes en Níjar (Almería), siguiendo la evolución de la DANA. EFE

España INVESTIDURA

Sánchez responde a Rivera que ya cumple sus tres condiciones para que se abstenga

Rivera ofrece la abstención, concertada en su caso con Casado, a cambio de un Gobierno "constitucionalista" en Navarra y el estudio del 155 en Cataluña.

Noticias relacionadas

Moncloa dice "no" a Albert Rivera. El líder de Ciudadanos ha propuesto una abstención de su partido y del PP para que gobierne Pedro Sánchez siempre que el PSOE renuncie al Gobierno de Navarra, donde tiene un pacto con formaciones nacionalistas y cuya mayoría depende de EH Bildu, estudie la aplicación del artículo 155 en Cataluña y se comprometa a no subir impuestos. 

"No hay ningún obstáculo real para que PP y Ciudadanos se abstengan", ha dicho el presidente del Gobierno en Almansa (Albacete), donde visita el dispositivo de lucha contra los efectos del temporal. 

Sánchez ha repasado las condiciones de Rivera y ha asegurado que "es evidente que el Gobierno de España garantiza el cumplimiento de la Constitución y del Estatuto de autonomía" en Cataluña. 

Sánchez no ve "ningún obstáculo real" para que Cs y PP se abstengan

Si "hipotéticamente" los partidos independentistas incumplieran la ley, por ejemplo en su reacción a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés, "el Gobierno de España actuaría con la misma contundencia y proporcionalidad al desafío que le pudiera plantear". El líder del PSOE ha recordado que su partido ya apoyó la aplicación del artículo 155 cuando Mariano Rajoy era presidente. 

"Lo hicimos cuando estábamos en la oposición y lo haríamos desde el Gobierno de España", ha dicho. 

Sobre la economía, Sánchez ha dicho que "la intención del Gobierno de España es aliviar la carga fiscal a las familias", autónomos y clases medias mientras que en Navarra "no ha habido un pacto con Bildu", ha dicho. 

"El Gobierno socialista de Navarra si defiende algo, si garantiza algo, es el cumplimiento de la Constitución", ha prometido. 

Navarra, la gran dificultad

De lo propuesto por Rivera, la condición navarra es la más difícil de aceptar para Sánchez, porque supone renunciar al Gobierno foral que preside María Chivite tras su pacto con Geroa Bai, Podemos, Izquierda-Ezkerra y que contó con la imprescindible abstención de EH Bildu para salir adelante. 

Un Gobierno foral "constitucionalista", como pide Rivera, supondría dar la presidencia al presidente de Unión del Pueblo Navarro, Javier Esparza, que concurrió junto a PP y Ciudadanos con la plataforma Navarra Suma. 

El PP ha reaccionado con cautela, asegurando que es "Pedro Sánchez el que tiene que contestar a Albert Rivera", ya que Pablo Casado ya ha propuesto numerosos pactos que el líder del PSOE siempre ha rechazado. 

Por escrito

Unas horas más tarde, el PSOE ha hecho público un nuevo comunicado en el que insiste en las palabras de su líder esta misma mañana: que Podemos de su sí al Gobierno, que Cs se abstenga y que así no tendrá que depender de los independentistas.

En el escrito, el PSOE asegura que, "con su voto afirmativo, Unidas Podemos tendría la oportunidad de facilitar un Gobierno cuya principal causa fuese la justicia social", un "Gobierno progresista". Por otro lado, también mira a PP y Cs: "Que la estabilidad del  Ejecutivo no dependa de las fuerzas independentistas exige, por su parte, un ejercicio de responsabilidad con la estabilidad del Estado por parte del PP y Cs".

Para pedir su "abstención técnica", el comunicado del PSOE sostiene que "las tres condiciones que Ciudadanos plantea (...) ya forman parte de la posición política que siempre ha defendido el PSOE en Navarra, Cataluña y en cualquier otro territorio de España". Para el partido de Sánchez, "no existen razones objetivas para mantener el bloqueo parlamentario que impide la formación de Gobierno".