El abogado de Puigdemont, Alonso-Cuevillas.

El abogado de Puigdemont, Alonso-Cuevillas. Efe

Política CATALUÑA

El abogado de Puigdemont: "Sánchez no puede hacer política siendo tan alto y tan guapo"

Jaume Alonso-Cuevillas ve crecido al presidente del Gobierno y asegura que sus características físicas hacen que vaya "de 'sobrado'".  

Noticias relacionadas

El abogado Jaume Alonso-Cuevillas, que lleva la defensa del ex president Carles Puigdemont, cree que un gobierno de Pedro Sánchez no facilitaría la situación de los presos separatistas porque los socialistas "van con pátina de progresista", y eso dificulta que se visualice a España como un estado autoritario "de la etapa franquista 2.0".

El abogado del ex president fugado considera en una entrevista en elnacional.cat que un gobierno de Pedro Sánchez no facilitará ese escenario y de hecho cree que "nos perjudica más que nos facilita". A pesar de ello, Alonso-Cuevillas cree que Cataluña será independiente en 5 u 8 años "porque vendrá impuesto por fuera". 

"Si tienes a Casado o Rivera, en Europa se visualiza que estamos en etapa franquista 2.0 y, en cambio, si tienes a Sánchez, que va con pátina de progresista, en Europa les cuesta más", explica. Además, afirma que Sánchez está crecido: "Yo creo que no se puede hacer política siendo tan alto y tan guapo porque va de sobrado".

Respecto a la situación actual de Puigdemont, reconoce que "si tiene que jugar la carta de preso político, la jugará", así como si "por el bien de la causa" debe "entregarse o que lo detengan". 

A ese respecto, relata cómo el pasado 30 de enero plantearon la posibilidad de que Puigdemont viniera a España para ser investido en el Parlament, "pero se abortó todo". "Había un plan para venir a ser investido y sabía que cuando saliera de allí se iba a Estremera. La prueba de eso es que los servicios secretos lo sabían".

"Es muy fuerte de cabeza y muy determinado. Lo pueden acusar de muchas cosas, pero de cobarde seguro que no", añade.

"La sentencia del 1-O está prácticamente hecha"

El abogado explica también cómo se han deteriorado las relaciones entre los partidos y las cúpulas separatistas, que son "horrorosas", aunque a su juicio "las relaciones entre la gente que nos dedicamos a la política son buenas. 

Respecto a ERC, cree que el partido ahora "es junquerista" -refiriéndose a Oriol Junqueras-, pero que a pesar de ello "hay discrepancias" internas. De hecho, alerta particularmente sobre "la situación de Marta Rovira", a la que el partido "tiene silenciada porque discrepa de la línea oficial". 

Sobre la sentencia del 1-O no duda de que será dura: "Mi pronóstico es que será la mitad de lo que pide la fiscalía, condenas de entre 8 y 12 años". 

"Quizás irán a la conspiración para la rebelión. La sentencia está prácticamente hecha; si quisieran, la podrían sacar la semana que viene".