José Luis Martínez Almeida (PP), alcalde de Madrid, y su vicealcaldesa, Begoña Villacís (Cs).

José Luis Martínez Almeida (PP), alcalde de Madrid, y su vicealcaldesa, Begoña Villacís (Cs). Efe

Política MADRID

Primer choque de Villacís con Almeida: "Rechazo que se suspenda un concierto por gustos musicales"

La vicealcaldesa (Cs) se desvincula de la decisión tomada por el PP de cancelar un concierto contratado por Ahora Madrid.

Noticias relacionadas

La música lleva mucho tiempo hablando de política y los políticos cada vez hablan más de la música. Porque la música puede ser un arma política. Y la última batalla se está librando en Madrid: el Ayuntamiento de la capital decidió este jueves cancelar el concierto que Luis Pastor y su hijo Pedro iban a dar el 8 de septiembre en las fiestas del distrito de Aravaca, en Madrid.

Esta decisión ha provocado los primeros roces entre la vicealcaldesa Begoña Villacís (Cs) y el alcalde José Luis Martínez Almeida (PP). Villacís ha confesado a EL ESPAÑOL que no está "de acuerdo con la decisión de suspender el concierto" y ha asegurado que "es una decisión que se ha tomado en los distritos del PP, pero que no se haría en los de Ciudadanos".

En el acuerdo para que Almeida fuese investido como alcalde, las dos formaciones se repartieron las distintas áreas de Gobierno. Por un lado, los populares se quedaron con cinco, entre las que se encontraban la portavocía y movilidad (de la que depende Madrid Central). Por otro, Ciudadanos se hizo con cuatro concejalías. Además, se repartieron el control de los Distritos, de los que dependen este tipo de actos.

Villacís asegura que no se debería suspender un concierto "alegando gustos musicales", y que una "clave de la democracia" es "respetar las opiniones de los demás, aun cuando sean minoría, y más si cabe cuando hablamos de actividades artísticas".

También Andrea Levy  

Andrea Levy (PP), delegada de Cultura en el Ayuntamiento, también se ha querido desmarcar de la decisión de suspender el concierto. Ante las preguntas de los medios de comunicación, Levy ha explicado que la decisión no es de su competencia sino de la Junta del Distrito de Moncloa-Aravaca (dirigida por la popular Loreto Sordo): "Lo único que puedo decir es que respeto su autonomía"

El concierto, aunque aún no se había dado a conocer públicamente, había sido encargado por el anterior Gobierno de Ahora Madrid a través de una productora. Según explicaron a Europa Press fuentes de la Concejalía, la nueva Junta de Distrito pidió a la productora que buscase perfiles "que se ajusten más a las familias del barrio", para esas celebraciones. Fue entonces cuando se cayeron los nombres de Luis y Pedro Pastor, y sus actuaciones fueron sustituidas por las del grupo Los Fosser.

Fue Pedro Pastor quien anunció que el Ayuntamiento de Madrid había "prohibido" su concierto: "El Ayuntamiento ha prohibido exclusivamente nuestro concierto y el de Luis Pastor. Entiendo que el arte es una herramienta de conciencia, de alegría, de colectividad, de liberación". 

Ver esta publicación en Instagram

STOP CENSURA Hemos recibido una llamada esta mañana de la empresa que había contratado nuestro concierto para las fiestas de Aravaca el 8 de septiembre para avisarnos que el nuevo ayuntamiento de Madrid ha cancelado nuestra actuación en dichas fiestas. Es una extraña sensación de incredulidad, rabia e impotencia, somos una banda 100x100 autogestionada que llevamos más de 7 años remando para poder vivir de nuestras canciones, una banda para la cual cada contratación es un tesoro porque nos la hemos ganado, porque nos da de comer y porque nos brinda la posibilidad de hacer conciertos cómodos, bien equipados, con buena infraestructura y de entrada libre para que todo el que quiera pueda escucharnos independientemente de su bolsillo. El ayuntamiento ha prohibido exclusivamente nuestro concierto y el de Luis Pastor. Entiendo que el arte es una herramienta de conciencia, de alegría, de colectividad, de liberación. Entiendo que a la derecha de nuestro país le asuste el arte, le asuste la conciencia, la alegría, la colectividad y la libertad pero ya vivimos 36 años de dictadura, 36 años de censura y de represión y como la derecha de nuestro país abandera, ahora estamos en democracia, en ese caso, no hay excusas ni derecho para censurar un concierto porque no te agrade políticamente lo que ese concierto ofrece. ¿O es que no estamos en democracia? Vergüenza de país.

Una publicación compartida de Pedro Pastor (@pedropastorguerra) el 31 Jul, 2019 a las 3:54 PDT

En ese comunicado, Pedro Pastor defiende que en una democracia "no hay excusas ni derecho para censurar un concierto porque no te agrade políticamente lo que ese concierto ofrece". 

Tras conocerse la noticia, cantantes como Ismael Serrano, Rozalen o grupos como La M.O.D.A. mostraron rápidamente su apoyo a los afectados. Además, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado que Luis Pastor cantará en las fiestas de la Mercè de este año porque "una sociedad abierta y democrática sólo es posible con una cultura libre, crítica y sin mordazas".

Aunque en un primer tuit, que luego borró, Colau anunció que también actuaría Pedro Pastor, éste ha respondido que no es así y que solo han contratado a su padre.

Luis Pastor es uno de los emblemas de la canción protesta en España. De hecho, de su primer disco solo vieron la luz cuatro canciones debido a la censura franquista. Aún no se ha pronunciado públicamente sobre la cancelación de este concierto.

Otros conciertos con polémica

No es el primer concierto que se suspende desde el Ayuntamiento de Madrid en esta legislatura. Ya el pasado 4 de julio, el Ayuntamiento canceló un concierto del grupo Def con Dos. Si embargo, en esa decisión sí que hubo consenso, puesto que, como se afirmaba en un comunicado emitido desde el Ayuntamiento, no es "digno de una institución que representa a todos los madrileños promover la actuación de un grupo cuyo cantante, César Augusto Montaña, ha sido condenado por el Tribunal Supremo por enaltecimiento del terrorismo".

El Gobierno de Baleares también está siendo objeto de críticas por un festival en el que el prófugo Valtònyc es anunciado como cabeza de cartel. En esta ocasión es la oposición de Cs, PP y Vox, la que ha pedido que se suspenda.