Política

Ayuso presiona a Cs: "Quiere los votos de Vox pero no la foto"

Ha defendido al partido liderado en Madrid por Rocío Monasterio, a la que ha asegurado que llamará: "Entiendo que pidan gestos y una foto. Y volver a sentarse".

Noticias relacionadas

Isabel Díaz Ayuso juega a dos bandas. O más bien, trata de unirlas. Por un lado Ciudadanos, con los que ha firmado un acuerdo para gobernar en la Comunidad de Madrid. Por otro, Vox, a los que este martes ha lanzado un guiño que se interpreta también como un dardo a Ciudadanos: "Quieren los votos de Vox pero no la foto. Eso no puede ser", ha afirmado.

La candidata a la Presidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid ha defendido al partido liderado en Madrid por Rocío Monasterio, a la que ha asegurado que llamará: "Entiendo que pidan gestos y una foto. Y volver a sentarse".

En una entrevista en Cope, Ayuso ha explicado que en el pacto con Ciudadanos han incluido las peticiones de Vox que le han hecho llegar a ella por escrito: "De esta manera quiera o no Cs me puedo comprometer a hacer cosas y es más fácil que se pueda cumplir. Creo que es un buen avance". "Soy consciente de reivindicaciones de Vox. legítimas. y que en cierto modo comparto", ha añadido.

Ha contado que Vox, además de la foto, pide "una firma" en un documento, reconociendo que sus condiciones en el pacto de gobernabilidad "no están escritas con su literatura".

Sobre las críticas de Vox al acuerdo, Ayuso cree que lo que les molesta es que "no han podido participar", algo que "no es tal cual". "Todo el mundo tiene parte de razón y parte de culpa", ha aseverado.

Ayuso ha relatado cómo se llegó a este acuerdo: "Desde el primer día vi que había dos bloques claros. Uno con aquellos capaces de acosar estos días, por ejemplo a Almeida porque no aceptan que sea alcalde. Hicieron lo mismo en Andalucía y a Cs. Aquellos que tienen a Otegi de portavoz. En el otro lado aquellos que queremos que Madrid sea un contrapeso a nivel nacional".

"Gabilondo y Errejón debe estar frotándose las manos", ha dicho sobre la posibiidad de que la izquierda acabe gobernando la comunidad. Sobre el candidato del PSOE ha repetido su ya manida frase: "Ni una mala palabra, ni una buena acción".

Monasterio aleja la investidura

Los intentos de Ayuso por conciliar con Vox no han tenido un efecto inmediato. Rocío Monasterio ha señalado al PP tras el pacto con Cs, por enterarse "por la prensa" del acuerdo. "De esta política de trileros sabemos poco en Vox", ha afirmado.

"Tenemos todo el verano para llegar a un acuerdo. En nuestra voluntad está llegar a acuerdos con la mano tendida. A día de hoy lo que pasa es que ni siquiera nos han mandado ese documento al que han llegado PP y Ciudadanos", ha dicho la número 1 de Vox en la Asamblea de Madrid, que ha dado por hecho que no habrá un acuerdo para investidura en Madrid próximamente, con lo que la opción de un presidente queda para septiembre. Ayuso, por su parte, cree que en estos "cuatro días hay tiempo" y ha pedido "no dejar para septiembre cosas que son de gestos".

Ignacio Aguado, en su entrevista en Radio Nacional, ha dicho que el pacto con PP es un paso muy importante, pero, como no tienen la mayoría absoluta, es Vox quién tiene mucho que decir porque "puede abocarnos a un gobierno de Sánchez con Gabilondo y Errejón o llevarnos a segundas elecciones". En opinión de Aguado, un gobierno de PSOE y Podemos en la Comunidad de Madrid sería un retroceso y, si depende de Ciudadanos, no se llegará a esa situación. "Vox siempre ha dicho que venía a combatir a la izquierda, pero por la vía de los hechos está demostrando lo contrario".

 Al preguntarle sobre la posibilidad de que Rivera se reúna con el líder de Vox, Aguado ha afirmado que el problema no es la foto, pero que los pactos se han de negociar a nivel autonómico. Él no pondría pegas a sentarse con los de Abascal: "No tengo problema en volver a sentarme con Vox, para explicarles porque creo que es bueno que salga adelante el gobierno".

Por su parte, José Luis Martínez-Almeida ha apelado en Onda Cero a la responsabilidad de los partidos del centro derecha para desbloquear las negociaciones autonómicas.  "Que Vox deje de hacer gracietas sobre las relaciones personales de Rivera", ha recriminado Almeida en una referencia a las palabras de Rocío Monasterio este lunes.

En la misma línea, Teodoro García Egea, secretario general del PP, ha lamentado en Antena 3 que el PP tenga que ejercer de "profesor" para mediar en los conflictos entre Ciudadanos y Vox. "Quiero pedir disculpas a los ciudadanos por esta situación. Somos tres partidos con un mismo destino", ha analizado secretario general del PP.