Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado durante la firma del acuerdo.

Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado durante la firma del acuerdo. Efe

España

PP y Cs pactan 155 medidas para gobernar la Comunidad de Madrid que Vox tilda de "vergonzosas"

Los dos partidos firmarán este lunes un acuerdo que no incluye al partido de Rocío Monasterio. 

Noticias relacionadas

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el de Ciudadanos, Ignacio Aguado, han firmado este lunes un acuerdo de gobierno sin Vox, según han informado ambos en rueda de prensa. Un pacto que incluye 155 medidas, un número que no es casual. Han dado a Rocío Monasterio (Vox) hasta este martes a las 12:00 horas para darle un "sí" a su investidura como presidenta regional.

Según el documento l Consejo de Gobierno tendrá 13 consejerías, de las cuales. Siete de ellas serán del Partido Popular y seis de Ciudadanos, una de las  cuales estará dirigida por el que será vicepresidente.

Sobre el PP recaerán Presidencia, Interior, Emergencias y Desarrollo Local; Hacienda y Función  Pública; Sanidad; Educación y Juventud; Justicia; Ordenación del Territorio  y Vivienda; Medio Ambiente, Agricultura y Sostenibilidad. También mantendrá la Administración Institucional dependiente de las  consejerías.

Ciudadanos se encargará de Deporte y Transparencia, Portavocía del Gobierno; Economía, Ciencia  Competitividad y Empleo; Universidades e Innovación; Asuntos Sociales y  Familia; Transportes e Infraestructuras; y Cultura y Turismo.

Acuerdo PP-Cs en la Comunidad de Madrid

"Es un documento valiente, ambicioso y que cuenta ya con 56 escaños a favor", ha afirmado Aguado en su comparecencia conjunta con Ayuso en la Asamblea de Madrid.

Ayuso ha precisado que el acuerdo "llevn acogidas la voluntad de todos los votantes que han dicho no al retraso y al ambiente al que algunos partidos quieren llevarnos". "Si los ciudadanos y la prensa conocen el contenido de estas propuestas dirán que sí para una nueva etapa de consenso que es histórica", ha añadido.

Las 155 medida incluyen "muchas de las propuestas de Vox", según afirmó Ayuso en esRadio. El pacto cuenta además con un "reparto de responsabilidades entre ambos grupos", incluyendo compartir algunas consejerías. Ayuso ocupará la rpesidencia y Aguado la vicepresidencia.

Por su parte, la formación de extrema derecha ha tildado el acuerdo de "vergonzoso". A través de su cuenta de Twitter, Rocío Monasterio, la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid ha  criticado que Ayuso no haya esperado a que le enviara el documento que estaba revisando. 

Isabel Díaz Ayuso, por su parte, rechaza que haya cedido a las exigencias y ha señalado que fue "la primera" en "normalizar" a Vox. "Conmigo por las buenas pueden conseguir muchas más cosas. Me he encargado de que un montón de propuestas sean vitales para mí. ¿Cuándo un grupo minoritario había llegado tan lejos?", ha apuntado.

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha pedido a los dirigentes de Vox este lunes que sean "responsables" porque considera que el acuerdo que ha alcanzado con el PP para poner en marcha un gobierno en la Comunidad es "objetivamente bueno" y "positivo".

En declaraciones a Telecinco, Aguado ha indicado que llevan casi un mes "negociando" que se ponga en marcha un gobierno y que se ha podido alcanzar un acuerdo, "a falta de unos pequeños flecos", que es "importante" e "histórico" para ellos porque "por primera vez" entrarán en un gobierno si sale adelante la investidura.

Gracias a este acuerdo, se van a poder poner en marcha "reformas" que estaban escondidas "en un cajón", y aplicar medidas en las que venían trabajando, como la eliminación de los aforamientos, la consolidación de la gratuidad de las escuelas infantiles de la Comunidad o la bajada de impuestos.

Sobre qué espera de Vox, cuyos votos son necesarios en un pleno de investidura para que salga adelante Isabel Díaz Ayuso (PP) como presidenta, ha indicado que eso habrá que preguntárselo a ellos pero sí que les ha pedido, sabiendo que son "dueños de sus escaños", que actúen de una "forma responsable" para "no bloquear" porque un gobierno de PSOE y Más Madrid o unas segundas elecciones serían un "fracaso de todos".

Aunque no ha querido desvelar los puntos del acuerdo alcanzado con el PP, Aguado sí que ha garantizado que no se va a dar "ni un paso atrás" en materia de derechos civiles e individuales. "Que todos estén tranquilos porque no vamos a dar ni un paso atrás en los derechos conquistados", ha insistido.

Pleno, el miércoles

La firma del acuerdo tiene lugar dos días antes del pleno de investidura -el miércoles 10-, en el que sigue sin haber un candidato por decisión del presidente del Parlamento regional, Juan Trinidad, de Ciudadanos.

Lo hizo tras constatar que ninguno de los dos aspirantes a la investidura (la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, y el del PSOE-M, Ángel Gabilondo) reunían los apoyos suficientes, una posibilidad contemplada en el nuevo Reglamento de la Asamblea.

Aún así, de aquí al día 10 hay margen para proponer el nombre de un candidato a la investidura si alguno recaba más apoyos.

El pasado jueves, Ayuso reiteró su disposición de someterse al pleno de investidura una vez esté "plasmado" el acuerdo que cerrará "en los próximos días" con Ciudadanos y al que pidió que se uniera Vox.

Aguado, en cambio, dijo que "nunca" se verá comprometido por "lo que firmen otros partidos" y recalcó que solo está dispuesto a sentarse con la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, para "explicarle" lo que acuerde con el PP.

Para que salga adelante la investidura de un candidato es necesaria la mayoría absoluta en la primera votación (67 escaños) o una mayoría simple en la segunda, es decir, más votos a favor que en contra.

Para alcanzar la mayoría absoluta, el PP, que tiene 30 escaños, necesitaría los 26 de Ciudadanos y los 12 de Vox, lo que suma 68.

Gabilondo cuenta por el momento con más apoyos que Ayuso al sumar los 37 escaños del PSOE, los 20 de Más Madrid y los 7 de Podemos (64 en total).

PP y Ciudadanos también necesitan los votos a favor de Vox para conseguir una investidura por mayoría simple, ya que el bloque de la izquierda quedaría de lo contrario por encima.