Política

Irene Montero será la portavoz de Unidas Podemos en el Congreso

La número dos  del partido repetirá esta legislatura. Ione Belarra seguirá también como portavoz adjunta.

La número dos de Podemos, Irene Montero, repetirá esta legislatura como portavoz en el Congreso del grupo registrado este miércoles con el nombre de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común, que dará continuidad al anterior y que de nuevo tendrá a Ione Belarra como portavoz adjunta.

Así lo ha anunciado Montero este miércoles en una rueda de prensa en la Cámara Baja antes de registrar el grupo parlamentario del que Pablo Iglesias será presidente y Txema Guijarro secretario.

El grupo, según ha explicado, será muy coral y tendrá cuatro "portavocías oficiales" que serán para el líder de En Comú Podem, Jaume Asens, la de Galicia en Común, Yolanda Díaz, y el de IU, Alberto Garzón.

Irene Montero ha dado cuenta de la composición del grupo junto a Ione Belarra, Jaume Asens, el diputado de la confluencia gallega Antón Gómez-Reino, el diputado y secretario de Equo Juantxo Uralde y el coordinador federal del PCE y también parlamentario Enrique Santiago.

Además, la portavoz parlamentaria ha anunciado que la primera iniciativa del grupo en esta legislatura será pedir que el Congreso declare la "emergencia climática", como ya han hecho las cámaras de otros países como Reino Unido o Irlanda.

El líder de Equo, Juantxo López de Uralde, quien ha explicado en qué consistirá la iniciativa, ha subrayado que España es uno de los países más "vulnerables" frente al cambio climático y como tal "tiene que liderar esta lucha en la UE".

Por eso ha abogado por que esa declaración no se quede en una acción "simbólica" sino que incluirá medidas concretas para la rehabilitación de 500.000 viviendas al año, recuperar la gestión pública del agua o la creación de una "banca pública" para financiar la transición energética.

Juantxo López de Uralde ha dicho que Unidas Podemos quiere financiar las medidas contenidas en esta iniciativa con "los 60.000 millones de euros" que el Estado prestó a la banca, y que, según el representante de Equo, "deben volver y deben ponerse a producir".