Alberto Grazón, líder de IU, de mitin en Parla.

Alberto Grazón, líder de IU, de mitin en Parla. TW

Política ELECCIONES 26-M

La "realidad como un templo" de Garzón: "los Borbones" por primera vez argumento de campaña

El líder de IU da un paso más en su reclamación republicana, y compara el "renacer de la democracia" en los 80 con "la regresión de derechos" de hoy.

Bueno... no es la primera vez. De hecho, forma parte de las obsesiones de Alberto Garzón. Pero sí es la primera en campaña, nunca Izquierda Unida, Unidas Podemos, Podemos o cualquiera de los nombres de la izquierda radical española había inaugurado alguna de sus campañas electorales, desde el minuto uno, arremetiendo contra los reyes, contra la Monarquía, contra la Casa Real, contra "los Borbones".

Pero para el coordinador federal de IU "es una verdad como un templo", y eso merece que se usen las palabras y los foros mitineros como ariete republicano.

No es la primera vez porque, de hecho, ha sido la enmienda a la totalidad de este joven político -saltó a la fama y, consecuentemente, al liderazgo de IU al convertirse en el diputado más joven en la X Legislatura, con sólo 26 años- a la herencia eurocomunista respetada hasta el liderazgo de Gaspar Llamazares y Cayo Lara.

Santiago Carrillo, Marcelino Camacho y el resto de líderes del PCE, el 16 de abril de 1977, con la bandera rojigualda.

Santiago Carrillo, Marcelino Camacho y el resto de líderes del PCE, el 16 de abril de 1977, con la bandera rojigualda. E.E.

Desde que Santiago Carrillo dio una rueda de prensa en la Semana Santa de 1977 con la bandera rojigualda tras él y la asumió como la propia del PCE, ningún líder comunista o de su heredera electoral, Izquierda Unida, había renunciado a ella. Desde que Garzón es coordinador federal de IU tras él, en sus actos públicos, luce la tricolor.

Tampoco es la primera vez que unido a Podemos reclama la República en alto. Así lo hizo el 6 de diciembre cuando, por primera vez, el grupo parlamentario al completo acudió a los actos conmemorativos de la Constitución. El día en que se celebraban en la Cámara Baja los 40 años de la Carta Magna, todos los parlamentarios con Pablo Iglesias y Alberto Garzón a la cabeza asistieron con caras serias y una chapa que reclamaba una república feminista para España.

Aquel día, aún estaba Íñigo Errejón entre ellos. Su gesto de incomodidad anunciaba en silencio la espantada que protagonizaría poco más de un mes después.

Íñigo Errejón, el día en que renunció a su acta como diputado en el Congreso.

Íñigo Errejón, el día en que renunció a su acta como diputado en el Congreso. ADP

Tres días antes, Garzón había reclamado la refundación del Estado español en esos términos como solución contra la "hidra de tres cabezas" que representaba la victoria de la suma de PP, Ciudadanos y Vox en las elecciones andaluzas.

Y desde que Pedro Sánchez llegó a la Moncloa en junio y los tomó como socios preferentes, de la mano, Unidos Podemos presentó iniciativas como la Ley de Memoria Democrática que enemendaba todos los consensos de la Transición, databa el fin del franquismo en 1983.

Es más, hasta aprovecharon escándalos internacionales como el asesinato del periodista saudí Yamal Khasshoggi en las dependencias consulares de su país en Estambul para acusar al Rey Felipe de complicidad "por sus amistades con el príncipe heredero de Riad, Mohamed bin Salman".

14 de abril en Éibar

Todos los males parten para IU y Podemos de "los Borbones". Y todas las veces que han podido desde la aparición del partido morado en 2014 y la llegada de Garzón al liderazgo de IU -de hecho en febrero de 2015, cuando fue nombrado candidato a la Presidencia del Gobierno, y de derecho en junio de 2016-, Iglesias y él han reclamado "la ruptura del candado del 78" y la "república feminista y federal española" para "cambiar a los poderosos" que, dicen, siguen siendo "los mismos" que hace 40 años.

El inicio de la campaña de las generales ya tuvo protagonismo republicano, cuando el 14 de abril Iglesias y Garzón coincidieron en Éibar para izar la tricolor. La ciudad guipuzcoana fue la primera que aquel día de hace ahora 88 años proclamó la II República española. El día anterior, Ione Belarra, portavoz adjunta en el Congreso, paerticipó en una "exhumación de represaliados del franquismo" en la localidad burgalesa de Valdenoceda.

Imagen del izado de la bandera tricolor republicana en el Ayuntamiento de Éibar (Guipúzcoa) el 14 de abril de 1931.

Imagen del izado de la bandera tricolor republicana en el Ayuntamiento de Éibar (Guipúzcoa) el 14 de abril de 1931. Ayto. Éibar

Pero este sábado, en Parla -feudo rojo por antonomasia- Alberto Garzón ha dado un paso más: del republicanismo al ataque directo y personal a Don Felipe, "ladrón" en cuanto que Borbón.

Así, el líder de IU ha recordado que "si Botín cree que es malo que vayamos juntos Podemos y nosotros eso es que está bien". Ya lo dijo Iglesias en el mitin de cierre de la campaña del 28-A, "¡son los perros de los poderosos!", en la frase más agresiva de aquel discurso, cuando señalaba a PSOE, PP y, sobre todo, Ciudadanos, "ese partido que va de nuevo pero que repite lo que hacen los viejos".

Porque la familia Botín, que controla el Banco Santander, representa a lo peor de la banca para Unidas Podemos. Junto a las eléctricas "que se compran ministros para sus consejos de administración", y otras familias poderosas, como "los Ortega, los Pérez y los Slim", forman un todo con "los Borbones". Son "los de arriba" frente a "los de abajo". Y ahora que hay que pelear por rascar votos que hagan a Unidas Podemos imprescindible para que el PSOE "haga gobiernos de izquierdas de verdad" toca machacar ese discurso.

Regresión democrática

Por eso Garzón obvió que ha sido 10 meses socio del último Ejecutivo que ha gobernado España para sostener que en españa hay una "regresión política y social". Y que el ejemplo son los cantantes y humoristas que son juzgados "por decir una realidad como un templo": "Que los Borbones son unos ladrones".

Alberto Garzón en un acto de campaña

Junto a Sol Sánchez -número dos a la Comunidad de Madrid por IU-, y Noelia Vera -diputada electa de Podemos por Cádiz-, otros candidatos a la Asamblea de Madrid y a al Ayuntamiento del sur de la Comunidad, el líder comunista señaló que esta cita del 26-M es muy importante. Tanto como para poner en solfa las "conquistas conseguidas por el movimiento obrero" durante años. Por eso preguntó a los asistentes si están dispuestos a "que se instale la reacción a los derechos civiles".

Para el diputado en el Congreso, ésta es la nueva manera de criticar el régimen del 78. No es ya tanto que naciera corrupto, sino que ese pecado original lo está desmoronando ahora. Y que es el momento de empezar de cero. Para Garzón estos juicios "serían impensables incluso en los años 80". Y llamó a comparar el "renacer de la democracia" de los 80 en el que "sería impensable que un cantante por hacer un chiste sobre Carrero Blanco pudiera acabar en el Juzgado", con la "regresión de derechos" de hoy.