Abascal, durante un mitin electoral

Abascal, durante un mitin electoral

Política Elecciones 26-M

Abascal llama 'comunistas' a los periodistas que revelaron que Buxadé estuvo en Falange

El líder del partido ironiza: "Tenemos candidatos con peor currículum, que incluso han trabajado en 'El País'". 

Vox suma y sigue en su particular guerra contra los medios de comunicación. En esta ocasión, el diario El País ha sido víctima del veto del partido de extrema derecha y no ha podido cubrir la presentación de los candidatos de Vox a la Eurocámara. El motivo: una información que revela que que Jorge Buxadé, el número uno de esta formación para el Parlamento Europeo, militó en listas electorales de Falange Española en los años 90. 

A su llegada al acto, Abascal ha tildado a los trabajadores del diario de Prisa de "activistas comunistas" y ha ironizado sobre la información diciendo que Vox tiene candidatos "mucho más inquietantes" que Buxadé como por ejemplo el número tres a las europeas, el periodista Hermann Tertsch, que fue redactor de El País.

Un portavoz de la formación liderada por Santiago Abascal ha explicado que ha sido el equipo de campaña el que ha decidido que el periodista de El País no pudiera acceder este viernes a la sala del céntrico hotel madrileño en el que se había organizado una rueda de prensa del propio Buxadé acompañado por los primeros nueve candidatos a la Eurocámara.

El propio Buxadé no ha querido dar explicaciones sobre su pasado como candidato de Falange Española, pero Tertsch sí que ha salido en defensa tanto de su compañero de candidatura como de las decisiones del partido respecto a los medios de comunicación.

"Como periodista estoy escandalizado con las mentiras y la basura que se está publicando sobre Vox", ha sostenido avisando de las consecuencias que han sufrido los medios de comunicación que emprendieron una "deriva así" en Estados Unidos contra su presidente, Donald Trump, que han visto mermados sus ingresos o incluso han tenido que cerrar.

"Trump puede parecer una persona despreciable o un mal presidente, pero las mentiras para hacerle daño y destruirle las están pagando los medios con su credibilidad, ingresos y cierres", ha subrayado insistiendo en su preocupación porque se "mienta abiertamente de forma descarada, inmoral y sin escrúpulos" sobre su partido político.

Además, ha rechazado que se pueda tildar a Buxadé de falangista y ha dicho que, por la misma razón, habría que llamarle a él comunista, ya que militó en las Juventudes Comunistas hace 40 años. "Me parece mucho más indigno haber sido comunista como fui yo que falangista hace 20 años", ha defendido.