Carles Puigdemont junto a Marlene Wind en Copenhague.

Carles Puigdemont junto a Marlene Wind en Copenhague.

Política

La profesora danesa que acorraló a Puigdemont denuncia el peligro del nacionalismo catalán

"Los separatistas catalanes controlan las instituciones", escribe Marlene Wind en el libro que acaba de publicar, 'La tribalización de Europa'.

Marlene Wind, la profesora danesa que dejó en evidencia al expresidente catalán Carles Puigdemont al desmontar las tesis independentistas del procés, vuelve a ser noticia. Wind ha publicado un libro, La tribalización de Europa (Espasa), donde ofrece una perspectiva de los movimientos rupturistas que sacuden el viejo continente. Entre los asuntos que aborda el ensayo se incluye también la crisis catalana. "El separatismo es –y siempre será- antitético con los ideales europeos”. 

Para Wind, "Cataluña es uno de los lugares donde mayor prominencia han tenido los problemas relacionados con la retórica tribal (…) una región profundamente dividida que, en muchos sentidos, mantiene paralizada a la sociedad española desde hace años e incluso décadas”.

"Los separatistas controlan las instituciones"

“Los separatistas catalanes controlan las instituciones educativas, la policía autonómica, las instituciones culturales y medioambientales, las políticas de comercio y transporte, y tienen mando absoluto en plaza en la radiotelevisión pública catalana. (…)”, escribe esta profesora.

Y pone varios ejemplos: “Las niñas y los niños catalanes siguen estando obligados a estudiar solamente 2 ó 3 horas de español a la semana, un nivel equivalente al que dedican a la asignatura de lengua inglesa".

Según Wind, los separatistas “residen principalmente en la Cataluña más rural, mientras que los unionistas son claramente mayoría en Barcelona. ¿Podría la lógica tribal negar entonces a esta ciudad el derecho a separarse del resto de Cataluña?”, se pregunta

Acorraló a Puigdemont

Wind, experta en la Unión Europea, saltó a los medios de comunicación en enero de 2018, cuando el expresident prófugo viajó a Dinamarca para intervenir en un debate en el Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Copenhague. Allí se enfrentó a una voz muy crítica que fue retó dialécticamente a Puigdemont con preguntas incómodas sobre el proyecto de país y de Europa que proponía el político independentista. 

Wind preguntó al presidente cesado si la democracia consistía únicamente en votar o también respetar las leyes y la Constitución. "¿Hay respeto a la ley y al derecho cuando el Estado español ha cambiado el Estatuto de Autonomía que hemos votado?", contestó Puigdemont. 

"¿Por qué no debería ser respetada la Constitución en Cataluña, si también es democracia, no?", quiso saber la profesora, que también preguntó si la actitud de Puigdemont no había facilitado todavía más la polarización de la sociedad española y catalana.