Una de las escenas ocurridas en Rentería durante la carga.

Una de las escenas ocurridas en Rentería durante la carga. Efe

Política ELECCIONES GENERALES 2019

La Ertzaintza carga contra los radicales para evitar agresiones en el mitin de Cs en Rentería

Un dispositivo policial escoltó a Rivera y el resto de la comitiva naranja desde San Sebastián hasta el pueblo guipuzcoano.

Noticias relacionadas

Agentes de la Ertzaintza han cargado con material antidisturbios contra los manifestantes que rodeaban la plaza en la que Ciudadanos ha celebrado este domingo un mitin en la localidad guipuzcoana de Rentería.

Según informa Efe, La Ertzaintza ha controlado los accesos de la plaza de los Fueros para permitir que el acto electoral de Albert Rivera pudiera celebrarse y, una vez finalizado, ha escoltado al presidente de Ciudadanos y el resto de dirigentes, que han abandonado el lugar en una furgoneta y varios coches, ante el hostigamiento de los simpatizantes de la izquierda abertzale.

Posteriormente, han cargado contra los manifestantes para despejar la zona y permitir que los asistentes al mitin pudieran abandonar el lugar sin ser agredidos.

Desde antes de que comenzara el mitin, decenas de simpatizantes de la izquierda abertzale han rodeado la Plaza de los Fueros, donde se iba a celebrar el acto.

"Fascistas kanpora (fuera), cobardes, asquerosos, hijos de puta" son algunos de los gritos que se han escuchando contra los asistentes y los periodistas.

Desde los balcones, donde varios edificios exhibían lazos amarillos de gran tamaño, ciudadanos advertían a los medios de comunicación de que "sin el permiso del pueblo no se puede grabar" o pedían que "se vayan a Valladolid", en medio de silbidos y caceroladas.

Acompañando a Rivera estaban la eurodiputada de UPYD y víctima del terrorismo, Maite Pagazaurtundua, fichada por Cs como independiente para su lista a la Eurocámara, el filósofo Fernando Savater, y Joan Mesquida, exdirector general de la Policía y Guardia Civil con el PSOE y ahora cabeza de lista de Cs por Baleares al Congreso.

Por el momento, el Departamento vasco de Seguridad no ha informado de la existencia de heridos o detenidos.