Raúl Camargo, líder de Anticapitalistas Madrid, partido escindido de Podemos.

Raúl Camargo, líder de Anticapitalistas Madrid, partido escindido de Podemos. ADP

Política ELECCIONES 28-A

Anticapitalistas pide el voto para Podemos "sin ilusión", sólo para parar "la ola reaccionaria"

Uno de sus líderes, Raúl Camargo, critica a Pablo Iglesias por ofrecerse como "muleta de un gobierno social liberal" que apuntala "el régimen del 78".

"Son muleta del PSOE y el PSOE no es un partido de izquierdas", dice Raúl Camargo, líder de Anticapitalistas, aún militante de Podemos, explica así por qué su formación pide el voto para las candidaturas de Unidas Podemos en las elecciones del 28 de abril, aunque sea tapándose la nariz. "Creemos que hay que hacer lo que sea necesario para evitar un gobierno reaccionario", añade, "aunque Pedro Sánchez no haya cumplido prácticamente nada de lo que prometió cuando ganó la moción de censura".

La formación que formó parte de los fundadores de Podemos lamenta el discurso y la estrategia de Podemos ante la cita electoral. El discurso porque Camargo niega que éste haya sido "el gobierno más social de la historia, se ha quedado muy lejos de poder presumir de eso". Y la estrategia porque "Podemos nació como un partido constituyente, crítico con el régimen del 78 y con el bipartidismo... es decir con los dos, con PP y con PSOE".

El líder anticapi atiende a EL ESPAÑOL por teléfono, desde el tren, camino de una reunión para terminar de perfilar la salida de su formación del partido de Pablo Iglesias en Madrid. Cree que Unidas Podemos se está presentando "como muleta institucionalizada de uno de esos dos partidos", que su "único interés parece ser entrar en un Gobierno del PSOE" y, lo que es peor, "vendiendo su labor en estos nueve meses de Gobierno de Sánchez como de subalterno, poniendo de máximo protagonista a los socialistas".

Por eso Camargo lamenta, sobre todo, que el adelanto electoral no les ha dado tiempo "para haber conformado otro tipo de candidaturas más participativas". En ellas, los anticapis habrían invitado a participar a Podemos, pero habrían liderado un movimiento "desde abajo, trayendo las verdaderas preocupaciones de la mayoría social" al programa y a los puestos en las listas.

Abandonando Podemos

Anticapitalistas está desgajándose poco a poco de Podemos. Tras haber sido el aliado necesario de Pablo Iglesias para vencer a Íñigo Errejón en Vistalegre II, hace ahora dos años, y de Ramón Espinar para doblegar la candidatura errejonista de Rita Maestre en Podemos Madrid hace ahora un año, el ala más radical de Podemos se vio traicionada en ambas ocasiones. Desde entonces, sus representantes han ido dimitiendo de sus responsabilidades y ahora se han constituido como partido político independiente en Madrid, Murcia y Castilla y León. Queda poco para que vuelen solos.

De momento, Camargo ya ha presentado su proyecto con Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid. Sol Sánchez, candidata de IU, y él mismo, encabezan un proceso "ya imparable" para conformar una lista, que sería la tercera a la izquierda del PSOE, si se suma a la de Errejón y a la que lidera Isabel Serra por el partido morado.

"Podemos no puede presentarse como muleta de un gobierno del régimen", concluye Camargo, "están en una estrategia como la del eurocomunismo de Carrillo, aplaudiendo al PSOE y resignados a un Gobierno social-liberal que abre las puertas al regreso de la derecha a la Moncloa", advierte. Y ejemplifica recordando las segundas elecciones que ganó José Luis Rodríguez Zapatero: "Llamazares ya hizo eso en 2008, presentándose como influyente y no saliendo a ganar... IU se quedó con un solo diputado, eso siempre pierde".

En todo caso, los anticapis se ven en la misma tesitura que cuando apoyaron a Iglesias en su momento o a Espinar después, la del mal menor: "La ola reaccionaria debe ser parada, así que pedimos el voto crítico para Unidas Podemos y sus confluencias gallega y catalana", concluye Camargo.