Pedro Sánchez y Santiago Abascal.

Pedro Sánchez y Santiago Abascal.

Política SONDEO EL ESPAÑOL / SOCIOMÉTRICA

Vox sigue subiendo pero el PSOE y los separatistas aumentan su mayoría por la división de la derecha

La encuesta de EL ESPAÑOL otorga a Pedro Sánchez la posibilidad de volver a gobernar con el apoyo de sus socios de la moción de censura.

La irrupción de Vox ha fragmentado el espacio que va del centro a la derecha. Los de Abascal siguen creciendo, pero ese despegar ya supone la consolidación del PSOE como fuerza más votada. Estos datos se desprenden del sondeo que EL ESPAÑOL publicará esta noche en su Edición para suscriptores.

Según las cifras recogidas por SocioMétrica, Pedro Sánchez podría reeditar su mayoría con Podemos y los separatistas para permanecer en la Moncloa. Al contrario de lo que apuntaba la última encuesta -mediados de febrero-, PP, Ciudadanos y Vox ya no sumarían para desbancar al actual Ejecutivo.

Tanto es así que el conjunto de escaños reunido por Casado, Rivera y Abascal no alcanzaría los 169 que obtuvieron sólo entre conservadores y naranjas las pasadas elecciones generales.

La competición entre Partido Popular y Ciudadanos está más igualada que nunca. Tal y como demostrará la encuesta de esta noche, ambas organizaciones estarían empatadas, pero sumando un total de votos menor que la última vez.

Además, la transferencia de sufragios entre las formaciones -estudiada por SocioMétrica- detalla que el PSOE crece a costa de PP y Ciudadanos, justo al contrario de lo que ocurrió, por ejemplo, en Andalucía. Los partidos separatistas, por su parte, siguen fuertes. Por tanto, podrían apuntalar a Sánchez, tal y como hicieron en la moción de censura.

Poco después del sondeo de febrero, Ciudadanos oficializó su veto tanto a Sánchez como al PSOE. Gracias a esta postura, los de centro han fichado a varios exsocialistas, pero la encuesta de este lunes mostrará cómo el efecto electoral, de momento, no estaría siendo el deseado.

Al PP, por su parte, no le estaría funcionando el abrazo del oso a Vox. Ese acercamiento de Casado a Abascal estaría suponiendo una especie de bumerán. La formación en el extremo derecho del tablero sigue creciendo a costa de los conservadores.