Puigdemont este martes en Berlín

Puigdemont este martes en Berlín Efe

Política

La Eurocámara prohíbe la conferencia de Puigdemont y Torra en Bruselas por razones de seguridad

Se escuda en la reciente ocupación de las sedes de la Comisión y el Parlamento Europeo por parte de manifestantes independentistas.

Bruselas

Noticias relacionadas

Nuevo revés a las pretensiones de Carles Puigdemont, de internacionalizar la crisis catalana y buscar la mediación de las instituciones de la UE. El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, ha prohibido la conferencia que el expresidente catalán tenía previsto dar el próximo lunes en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas, acompañado de su sucesor Quim Torra, por considerar que el evento supone una amenaza al orden público y podría provocar incidentes.

"Tras un análisis de riesgo a cargo de la dirección general de seguridad, el presidente del Parlamento ha decidido no autorizar el acto", ha anunciado la Eurocámara a través de un comunicado. La decisión se ha adoptado después de que el PP, el PSOE y Ciudadanos enviaran este jueves una carta conjunta a Tajani en la que le solicitaban que no autorizara la conferencia.

Los tres partidos aparcaron momentáneamente la guerra sin cuartel que mantienen a propósito de la crisis catalana para alegar al unísono que la Eurocámara "no debe acoger a alguien que se encuentra evadido de la acción de la justicia española y que ha hecho alarde de su reiterada desobediencia a las órdenes y advertencias del Tribunal Constitucional". La misiva estaba firmada por sus respectivos portavoces en el Parlamento Europeo: Iratxe García (PSOE), Esteban González Pons (PP) y Javier Nart (Cs).

Puigdemont ha lamentado la prohibición y ha acusado a Tajani de censura. "Pensábamos que el Parlamento Europeo podría resistir a las presiones del tripartito del 155 y hemos visto con decepción y tristeza cómo el presidente Tajani se ha dejado arrastrar por esta deriva demofóbica que puede acabar afectando también a la reputación de la propia democracia europea", ha dicho el expresidente catalán tras conocer la decisión.

El análisis de seguridad realizado por la Eurocámara ha determinado que "existe un alto riesgo de que la conferencia suponga una amenaza al mantenimiento del orden público en las instalaciones del Parlamento", resalta el comunicado. 

"El análisis tiene en cuenta varios elementos, incluyendo la reciente ocupación por parte de manifestantes de los edificios del Parlamento Europeo y la Comisión en Barcelona, las tensiones ligadas al juicio contra los líderes independentistas catalanes que empezó el 12 de febrero, la falta de información sobre los participantes en el evento y, especialmente, la posibilidad de incidentes dentro o en los alrededores de la sede del Parlamento", asegura la Eurocámara.

"El análisis ha concluido que los riesgos en materia de seguridad ligados al evento no pueden ser mitigados por los servicios de seguridad del Parlamento", concluye el comunicado.

El eurodiputado del grupo liberal Enrique Calvet, que fue el primero en pedir a Tajani que prohibiera el acto, se ha felicitado por la decisión de la Eurocámara. "Hemos defendido con dignidad nuestra democracia frente a quien la ataca y quiere fragmentarla y denostarla. Hemos actuado unidos y hemos hecho un gran favor a Europa y a España", ha escrito en su cuenta de Twitter.

"El Parlamento Europeo ha actuado con responsabilidad al suspender el acto del golpista huido Puigdemont. Después de que los independentistas tomaran la sede de las instituciones europeas hace 15 días en Barcelona, había que evitar que repitieran la agresión", ha dicho González Pons. También el portavoz de Ciudadanos ha agradecido a Tajani "la sensatez de su decisión al no autorizar la comparecencia del fugado de la justicia Puigdemont en la Eurocámara". "El Parlamento Europeo es el lugar de los demócratas, no de quienes dan golpes a la democracia", sostiene Nart. Los socialistas españoles han guardado silencio.

La conferencia de Puigdemont y Torra estaba programada para el lunes a las 18:30 horas en una gran sala de la sede de la Eurocámara en Bruselas. Llevaba por título "Cataluña y el juicio por el referéndum: un desafío para la UE". El cartel anunciador presenta a Puigdemont como "presidente catalán", igual que a Torra. El acto había sido organizado por Ralph Packet, eurodiputado nacionalista flamenco de la N-VA, el partido que ha dado cobertura a Puigdemont en Bélgica, y también por Ivo Vajgl, eurodiputado esloveno que fue ministro de Exteriores de su país.

Pese a su propósito de internacionalizar la crisis catalana, la sede de la Eurocámara en Bruselas ha sido territorio vedado para el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, desde que huyó a Bélgica en octubre de 2017. Mientras estuvo vigente la euroorden de España contra él, tenía expresamente prohibida la entrada sin autorización judicial. Desde que el juez Pablo Llarena la retiró el verano pasado, nunca se había atrevido a volver. Ahora, el Parlamento Europeo le impide de nuevo la entrada.