Política

Casado presenta el 10-F como una "moción de censura" a Sánchez y Rivera como una protesta "cívica"

Rivera asegura que la manifestación del domingo "no es una manifestación para políticos, es una manifestación para la sociedad civil".

Pablo Casado ha destacado este viernes la trascendencia de la manifestación de este domingo, asegurando que "es la mejor moción de censura que se puede hacer a Sánchez", en referencia al presidente del Gobierno. Una visión que difiere de la que ha presentado Albert Rivera al asegurar que "no es una manifestación para políticos, es una manifestación para la sociedad civil, de ciudadanos sin carnet político que quieren poner freno a la deriva independentista y a la irresponsabilidad de Sánchez".

El líder del PP, mientras tanto, ha destacado que durante la convocatoria no habrá "discursos" y que se leerá "un manifiesto". Casado ha insistido en que en la manifestación "no habrá siglas y que habrá el "mismo protagonismo para todos".

"Hay que salir a la calle, de las ventanas a plazas y de las plazas plazas a las urnas", ha asegurado Casado, lamentando que Sánchez "está cediendo a todas las presiones de los independentistas".

Casado, en una entrevista en Cope, ha justificado la manifestación al asegurar que "una vez rebosado" el límite "tenemos derecho a manifestarnos". 

Además, ha criticado que "la moción de censura ha sido desvirtuada por Sánchez", ya que la ha usado "para elegir otro gobierno". Por otra parte, ha destacado que "la moción de censura tiene que ser en las urnas y el 26 de mayo".

Rivera, entrevistado en Onda Cero, también ha cargado contra Sánchez: "Yo solía decir que el principal problema que teníamos en este país era el separatismo pero ahora tenemos dos, el separatismo y que el presidente del gobierno compre el marco mental de los separatistas".

El presidente de Ciudadanos se ha demarcado de las declaraciones de Casado, que ha tildado a Sánchez de "felón" y le ha acusado de "alta traición", diciendo que no defiende las palabras de los demás y que está de acuerdo con Felipe González cuando dice que "todo lo exagerado es ridículo". "La situación es bastante grave y no hace falta exagerarla para que la gente lo entienda", ha dicho.

Durante la entrevista ha señalado que "lo importante en este momento es parar la deriva de Sánchez" y que "los debates del siglo pasado ya no interesan, en vez de Franco y del aborto, debemos hablar del futuro de España".