Aznar y Casado en la presentación

Aznar y Casado en la presentación Efe

Política CONVENCIÓN DEL PP

Casado se inspira en la refundación de Aznar para salvar al PP del asedio de Vox y Ciudadanos

El expresidente popular se consagró como líder en el Congreso de Sevilla del 90. Pablo Casado pretende emularle este fin de semana en Madrid.

Noticias relacionadas

Pablo Casado siempre ha tenido clara cuál ha sido su inspiración, su referente. Por eso, para su primer gran acto como líder del Partido Popular, no ha dudado en seguir una estela clara, que el propio partido ya conocía. Un flashback directo a los noventa: el gran Congreso de José María Aznar en Sevilla en el que se consagró como líder de la derecha refundada. Así, si el expresidente del Gobierno lo hizo en la capital andaluza, Casado pretende emular lo mismo este fin de semana con Ifema, en Madrid, de fondo.

Porque esta es la Convención del todo o nada para el actual presidente del PP. Llega con la artillería pesada a la vista: esa vuelta al liberalismo que caracterizó las mayorías absolutas del partido en los 90 y 2000, de la mano de los propios protagonistas de entonces. Y el reto, tal y como le pasó a Aznar, puede encumbrarle. Aunque para eso tiene que sobrevivir al asedio de Ciudadanos y Vox.

La ruptura ideológica con su predecesor, Mariano Rajoy, es total. Es algo que se escenificará este mismo viernes. Se abandona el pragmatismo para recuperar valores que encarnaron los grandes líderes previos al marianismo. Casado ya lo dejó claro nada más ser elegido líder del PP: Aznar fue el primero al que reivindicó con un abrazo justo antes de que el expresidente del Gobierno compareciera en la comisión de investigación por la financiación ilegal del PP.

"Centro-derecha, liberal-conservador"

Al final, el PP que Casado representa es un “partido de centro-derecha”, “liberal-conservador, reformista y moderado” que devuelva a los españoles “un voto por convicción, asertivo, ilusionado, no defensivo ni resignado”, no “por descarte”. Alejado, también, de Vox. Desde que confluyeron en el pacto de investidura en Andalucía que ha convertido a Juanma Moreno Bonilla en presidente, Casado ha intentado dejar claro que a ellos “nadie les marca la agenda”.

En una carta dirigida a los militantes y afiliados populares, que hacía las veces de invitación para el cónclave de este fin de semana, insistía en que no se deben utilizar "ni el lenguaje ni los recursos de la antipolítica" porque el PP es una formación que valora la política como una actividad "esencial de la vida de un país".

Para ese reposicionamiento ideológico de un partido que habitualmente se había movido en los grises —al ocupar por completo el bloque del centroderecha— y que solidificará en unas líneas maestras sobre las que se apoyarán los programas electorales en las citas de este mayo, se arropará de todos los líderes orgánicos que puedan ayudar a retrotraer al Aznar del 90

“Este es el momento de Casado como fue el de Aznar en el Congreso de Sevilla. Veremos un líder distinto del que salió del Congreso que lo eligió: allí fue presidente, ahora será líder”, opinaba en conversación con este periódico Miguel Ángel Rodríguez, hombre fuerte de Aznar y exsecretario de Estado de Comunicación. “De la Convención saldrá un PP centrado en el liberalismo, en ideas conservadoras también, pero principalmente y sobre todo, en el liberalismo. Un rearme ideológico completo”, afirmaba Esperanza Aguirre, expresidenta madrileña.