Luis Garicano, responsable de Economía de Ciudadanos.

Luis Garicano, responsable de Economía de Ciudadanos. Moeh Atitar

Política ENTREVISTA

Garicano: "Sánchez marea con globos sonda y su Presupuesto es puro marketing"

  • El responsable de Economía de Ciudadanos avisa de que los anuncios de subidas de impuestos están teniendo ya un impacto económico negativo.
  • En una entrevista a EL ESPAÑOL, Garicano asegura que sin un cambio de modelo será difícil sostener las pensiones a largo plazo. 
  • "En Europa hay conciencia de que el PDeCAT quiere destruir el Estado de derecho en España", asegura.
Bruselas

El responsable de Economía de Ciudadanos, Luis Garicano (Valladolid, 1967), cree que los "globos sonda" que ha lanzado el Gobierno de Pedro Sánchez sobre los presupuestos para 2019 están creando una incertidumbre "dañina" para la economía. Cuando queda menos de una semana para el 15 de octubre, la fecha tope que tiene España para remitir a Bruselas su plan presupuestario, ni siquiera Podemos, el principal socio de Sánchez, apoya el proyecto. "Es un puro ejercicio de marketing", asegura en una entrevista a EL ESPAÑOL.

Garicano, que también es vicepresidente del partido ALDE (Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa), da por hecha la expulsión definitiva del PDeCAT de Carles Puigdemont el próximo 27 de octubre. Una decisión que pondrá fin a la difícil convivencia que mantenían PDeCAT y Ciudadanos en el seno de la familia liberal europea. "En Europa hay conciencia de que el PDeCAT quiere destruir el Estado de derecho en España", asegura.

¿Qué sentido le ve a que el Gobierno de Pedro Sánchez vaya a enviar a Bruselas un plan presupuestario cuya aprobación no tiene garantizada?

Es un poco absurdo todo. En este momento no sabemos si van a ir por la senda de déficit del ex ministro de Hacienda Cristóbal Montoro (2,2%) o la de la actual ministra Maria Jesús Montero (2,7%). La senda de Montero fue rechazada en el Congreso de los Diputados con el doble de votos en contra que a favor. Si van con la senda de Montoro, para poder hacer las políticas que ellos proponen tendrán que hacer muchas subidas de impuestos.

Ninguna de las subidas de las que han hablado van a recaudar lo suficiente para pagar lo que han anunciado. Si van por la senda de Montero tienen que conseguir cambiar la ley de Estabilidad Presupuestaria para que se apruebe sin el Senado. Estamos hablando de muchos meses. Mi opinión es que es un puro ejercicio de marketing para poder hacer anuncios de políticas populares y decir que no las pueden aprobar porque no les dejan. Llevan mareando con globos sonda desde la moción de censura y la realidad es que ni tienen un plan ni tienen una mayoría para sacar adelante un plan.

¿En qué situación puede dejar esto a la ministra Calviño en Bruselas, presentar un plan presupuestario que luego no salga adelante o se modifique?

Yo creo que no tienen ninguna intención de cumplir ninguna regla. Cuando les rechazaron la senda de déficit el pasado 27 de julio tenían la obligación de volverla a presentar en un mes y no lo hicieron. (Calviño) se quedará en una posición desairada, pero no creo que les importe. Es un Gobierno que no tiene ni mayorías ni planes y sustituye todo eso por anuncios. Primero han estado haciendo anuncios de impuestos durante todo el verano. Ahora ya han aprendido que los anuncios de impuestos no son buena idea y ahora van a hacer anuncios de gastos que son igual de irrealistas.

El presidente Sánchez quiere incluir en los Presupuestos algunas medidas que ha defendido Ciudadanos, como la universalización de la educación de 0 a 3 años o la equiparación de permisos de paternidad y maternidad, ¿está Cs dispuesto a sentarse a negociar con el PSOE estas políticas?

Nosotros efectivamente hemos exigido medidas en esa línea al anterior Gobierno del PP. Gracias a Ciudadanos aumentaron las semanas de baja por paternidad y la educación de 0 a 3 años es una de nuestras medidas más deseadas y exigidas. Aquí lo que el Gobierno (de Sánchez) tiene que hacer es poner un plan para pagarlo, y eso es lo que nosotros no hemos visto.

¿Pero entonces se sentarían con el PSOE para negociarlo?

Nosotros para políticas que sean buenas para los españoles siempre estamos dispuestos a hablar, por supuesto.

¿Qué le parece que Sánchez base todo el ajuste que pide la UE para el año que viene en subidas de impuestos? ¿Qué consecuencias puede tener en el actual contexto de desaceleración?

A nosotros nos parece que esta incertidumbre de los globos sonda es muy dañina. Por ejemplo, lo que se ha estado hablando del impuesto al diésel ha matado las ventas de diésel. Todo es globo sonda, pero tiene unas consecuencias económicas inmediatas. Además, si el Gobierno fuera realmente serio sobre sus planes tendría que estar hablando de subir los impuestos que recaudan. Y nosotros estamos en contra de subir el IRPF o el IVA, eso lo tenemos muy claro.

Sí que hay cosas que nosotros también hemos defendido: no es de recibo que las tecnológicas -con trucos que consisten en domiciliar fiscalmente sus operaciones en Irlanda, Luxemburgo o en otros sitios- no paguen el impuesto de sociedades. Nosotros, antes de que lo dijera el PSOE, hemos dicho que nos parecía que eso requiere soluciones. Pero lo repito: no nos gustan los globos sonda y no nos gusta incrementar los impuestos a la clase media y trabajadora española, eso lo tenemos clarísimo.

¿Qué plan alternativo propone Cs para cumplir el ajuste estructural que pide la UE para 2019?

Nosotros acordamos un presupuesto con el Gobierno del PP, que se aprobó una semana antes de la moción de censura, y la senda que nosotros propusimos no requiere ningún ajuste adicional. Ese presupuesto es la senda que nosotros creemos que debe llevar la economía española. El Gobierno quiere gastar más y entonces ha pedido o bien que le aumenten el déficit autorizado o subir impuestos. Nosotros no estamos por esa labor.

¿Tiene sentido económico subir las pensiones en línea con el IPC como ha aprobado el Pacto de Toledo -con el apoyo de Ciudadanos- pese a las críticas de Bruselas y el FMI?

La posición en la que estaba España con la reforma de 2013, que era condenar a muchos pensionistas a años y años de caída del poder de compra, era una posición absolutamente inaceptable. Eso no es una reforma, que cada año un pensionista vaya a tener menor poder adquisitivo que el año anterior. En ese sentido, nuestro objetivo en el Pacto de Toledo es preservar el poder adquisitivo de los pensionistas, sin duda.

Pero el FMI ha avisado de que si se liga la pensión al IPC se pone en riesgo la sostenibilidad del sistema.

Ciudadanos tiene claro que hay un objetivo a corto plazo y un objetivo a medio plazo. A medio plazo, sin un cambio de modelo económico en términos de productividad y mejor demografía, va a ser muy difícil sostener las pensiones. Por eso nosotros hablamos de reformas educativas en profundidad, de reformas del mercado de trabajo para que haya estabilidad laboral y los jóvenes puedan casarse, etc. A medio plazo, el objetivo es una economía que crezca, genere empleo, natalidad y estabilidad laboral.

A corto plazo, obviamente lo primero que hay que hacer es eliminar la dualidad en la contratación y asegurar que la gente tiene estabilidad profesional y familiar. Pero nosotros a corto plazo no abogamos por un recorte de las pensiones. Al revés, pensamos que hay que preservar el poder adquisitivo de las pensiones.

Yo creo que lo que el FMI está diciendo es que las pensiones tienen que ser sostenibles y la economía tiene que dar de sí para pagar esas pensiones. El Gobierno nunca ha puesto sobre la mesa un plan que haga a la economía sostenible para pagar esas pensiones. Y creo que eso es lo que requiere reformas en profundidad en España.

El hecho de que Bruselas haya entrado en una confrontación directa con el Gobierno populista italiano por sus planes para disparar el gasto público, ¿hará que sea más dura o más indulgente con los Presupuestos de España?

España ha sido el estudiante menos díscolo. Los Presupuestos negociados por Ciudadanos fueron los primeros que cumplieron el objetivo de déficit en 10 años. Y en ese sentido Bruselas tiende a tener una buena opinión de España. Esa reputación hay que tratar de preservarla.

El problema de Italia es muy grave. Porque tienes un Gobierno que está directamente retando a Bruselas y queriendo acabar con el sistema presupuestario de la UE. En ese sentido, el camino por el que va la economía italiana y la senda de déficit italiano son explosivos y pueden ser muy destructivos para Italia y para el euro. Podría ocasionar una nueva crisis, porque Italia tiene un tamaño muchísimo mayor.

Mi impresión es que, a poco que el Gobierno español lo haga bien, va a haber mayor comprensión con España porque a España en ningún momento se le va a ver como un país que está intentando retar. Esa es la predisposición de Bruselas. Lo que pasa es que eso requiere que el Gobierno español sea serio y plantee programas que sean sostenibles y que se puedan cumplir y me parece que no vamos por ahí.

¿Ve un riesgo de contagio de la crisis italiana a España?

Siempre lo hay. Siempre hay un miedo en los mercados a que vuelva la crisis del euro. La realidad es que Europa no ha puesto todavía las herramientas, como está demostrando el caso de Italia, para resolver estos problemas y siempre puede haber contagio.

La ejecutiva del partido ALDE, en la que usted es vicepresidente, recomendó el pasado 26 de septiembre la expulsión del PDeCAT. ¿Ha sido Cs el impulsor de esta decisión?

Ciudadanos está en el mismo lugar en el que está unánimemente toda la ejecutiva de ALDE. La ejecutiva unánimemente lo ha recomendado. Yo creo que hay mucho hartazgo en Europa con muchas cosas que viene haciendo el PDeCAT. Ellos han negado cualquier responsabilidad por la corrupción histórica de CiU porque dicen que son un partido diferente. Y a la vez han heredado la posición de Convergència en ALDE.

Realmente hay una conciencia en toda Europa del oportunismo y la mentira en estos asuntos, la falta de lealtad hacia ALDE y la corrupción. Más allá de eso, también hay conciencia de que es un partido que está luchando por destruir el Estado de derecho en un Estado miembro, con el referéndum del año pasado y las leyes de separación del 6 y 7 de septiembre. Todo eso junto hace que haya mucho hartazgo con ellos por parte de muchos partidos.

Pero Ciudadanos nunca se ha sentido cómodo con esta convivencia con el PDeCAT en ALDE.

La verdad es que no estamos cómodos conviviendo con un partido que es nacionalista y nacionalpopulista, que es secesionista. Los españoles, y los catalanes sobre todo, se deberían preguntar qué pasaría si hubiera un solo político español en el Parlamento Europeo que dijera las burradas que dice (el presidente de la Generalitat, Quim) Torra. Un político que hablara sobre Cataluña como este señor habla de España resultaría verdaderamente chocante y a todo el mundo le parecería difícil de creer. Y este señor es el presidente de Cataluña.

Ha habido una deriva etnicista y supremacista y antilegal que a mí me parece que es absolutamente lo contrario de lo que es el liberalismo y los principios por los que nosotros luchamos.

En la ejecutiva de ALDE, ¿qué pesó más, el tema de la corrupción o la deriva independentista?

El argumento principal para la expulsión es la corrupción. La corrupción y la falta de deseo de rendir cuentas. Pero también pesó la falta de respeto a los valores de la UE y de ALDE de respeto al Estado de derecho.

La decisión final sobre la expulsión del PDeCAT tiene que aprobarse el 27 de octubre, ¿confía en tener apoyos suficientes de las delegaciones nacionales de ALDE?

Siempre es difícil especular cuando hay un partido como ALDE que tiene una treintena de miembros. El único dato que tenemos es que el apoyo (a la expulsión) fue unánime en la ejecutiva. Y en la ejecutiva están representados los dos partidos holandeses, los belgas, los polacos, daneses, suecos. Ese es el único dato verdaderamente fiable, que fue una recomendación unánime. 

¿Pero entonces da usted por descontado que la decisión de expulsar al PDeCAT será ratificada?

Sí.

¿En qué fase están las negociaciones entre Ciudadanos y La Republique en Marche del presidente Emmanuel Macron de cara a las elecciones europeas de mayo de 2018?

Estamos en un diálogo muy estrecho. Ciudadanos está siendo el puente básico entre En Marche y ALDE. Estamos con contacto continuo. El proceso de convergencia lo iniciaron Ciudadanos y En Marche, y a partir de ahí se está sumando todo ALDE. Yo tengo muchas esperanzas en que para el congreso de ALDE de noviembre en Madrid podamos hacer ya un anuncio positivo en esa dirección. Y de que todo esto llegue a una conclusión feliz, por supuesto antes de las elecciones europeas.

¿Y cuál será el formato de esta alianza?

Sabemos las cosas que no van a pasar. Una cosa que no va a pasar es que En marche se sume a ALDE. Eso no tiene sentido. Otra cosa que no va a pasar es que ALDE desaparezca. Entonces tendrá que haber una gran alianza a la que se sumen ALDE y En Marche, pero también otros partidos emergentes en países europeos como Momentum en Hungría, un partido pequeño que está creciendo o alguien de Italia. Nuestra esperanza es que consigamos un movimiento que sea más amplio que simplemente una alianza entre ALDE y En Marche. Que nosotros seamos los cimientos pero que crezca mucho más allá.

¿Estaría el exprimer ministro italiano, Matteo Renzi?

La composición de la alianza todavía no está concretada, pero algún elemento italiano debería haber.

¿Los liberales europeos presentarán candidato para la presidencia de la Comisión? ¿Es la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, su favorita?

Vestager a nosotros nos entusiasma por todo. Por lo que está haciendo en Competencia con las tecnológicas, forzándolas a competir en un terreno de juego igual, con unas sanciones que son las mayores de la historia. Es decisiva, es muy buena líder, sería una candidata extraordinaria. Pero todo eso no está todavía maduro. Ella no va a ser europarlamentaria, no se ha presentado en las listas de su partido en Dinamarca. Además, nosotros no vamos a seguir el proceso de escoger a un cabeza de lista para toda la UE. En un Parlamento democrático se tienen que producir alianzas que pueden producir nombres diferentes.

¿Cuándo va a decidir Cs sobre su lista? ¿Le gustaría a usted ser el cabeza de esa lista?

Ciudadanos está ahora enfocado totalmente a las elecciones en Andalucía, ese es nuestro objetivo. Para las europeas habrá que hacer unas primarias y esa decisión no está todavía en marcha.