El presidente del Gobierno y la cúpula del PP nacional y autonómica, este lunes en Génova.

El presidente del Gobierno y la cúpula del PP nacional y autonómica, este lunes en Génova. Juan Carlos Hidalgo Efe

Política DESAFÍO SECESIONISTA

Ningún barón plantea a Rajoy cómo hacer frente a Albert Rivera

Los máximos dirigentes del PP llegan a un acuerdo de mínimos en tres materias: financiación, agua y despoblación. 

El presidente del Gobierno ha estado reunido durante más de tres horas con sus barones autonómicos en Génova. Mariano Rajoy convocó a todos sus dirigentes regionales a una reunión en la que el objetivo era poner todos los problemas que les preocupaban encima de la mesa y buscar soluciones para "encarar el futuro". En la reunión, a la que también asistieron la vicepresidenta y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro se comprometió ante los líderes autonómicos a no conceder ninguna quita a aquellas autonomías que han incumplido el déficit con el Estado.

Los conservadores salieron más o menos satisfechos de una reunión en la que no se habló, al menos directamente, del desafío que supone Ciudadanos para el Partido Popular. Nadie se refirió directamente al partido de Albert Rivera y el presidente solo quiso tratar temas que tiene en su agenda de Gobierno.

Los máximos dirigentes del PP llegaron a un pacto de mínimos y en los próximos días el Gobierno presentará al menos tres iniciativas en el Parlamento. Los conservadores quieren cerrar cuanto antes un consenso con sus rivales políticos sobre financiación autonómica, otro pacto por el agua y un tercero para cortar la sangría de la despoblación que amenaza a la España rural.

El PP tilda de “bazofia pura” las acusaciones de Granados hacia Cristina Cifuentes en el juicio de la trama Púnica

En una rueda de prensa posterior al encuentro, Fernando Martínez-Maillo reconoció que no le dedicaron ni un solo segundo a hablar de otras formaciones políticos. "Era una reunión para hablar de los problemas de los ciudadanos". Además, presumió de que era una fotografía -barones autonómicos, presidentes regionales, líderes nacionales- que podía hacer el Partido Popular por su implantación a todos los niveles. "Otros no la pueden hacer".

El 'número tres' del partido insistió en que ningún barón "ha cuestionado" la estrategia de Mariano Rajoy "ni se ha debatido" sobre cómo hacer frente al auge imparable del partido de Albert Rivera. "Aquí no se ha hablado de estrategias frente a nadie. Ni un segundo, ni un objetivo. Nada. No era el objetivo de esa reunión. Lamento haber frustrado las expectativas de algunos", añadió.