El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, durante la sesión de control al Gobierno.

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, durante la sesión de control al Gobierno. Juan Carlos Hidalgo Efe

Política BATALLA EN EL CENTRO DERECHA

Malestar en el Gobierno con Rajoy por colar la prisión permanente antes que los Presupuestos

El Gobierno aprobará cinco anteproyectos de ley este viernes en un ejercicio de hiperactividad legislativa sin precedentes en esta legislatura. 

Hay gente dentro del Gobierno que empieza a pensar que Mariano Rajoy se ha pasado de frenada con la prisión permanente revisable. Otros creen que ha conseguido contener la sangría discursiva y demoscópica del PP, aún a costa de forzar la situación a límites que rozan la irresponsabilidad. Hay un tercer sector, que siempre es el mayoritario en cualquier orden político, que aplaude al presidente haga lo que haga.

Otra consecuencia del nuevo enfoque que Rajoy ha dado a su relación con Ciudadanos se verá en el Consejo de Ministros de este viernes. El Ejecutivo aprobará cinco anteproyectos de ley en un ejercicio de hiperactividad legislativa sin precedentes en esta legislatura. Es decir, concentrará en un solo día casi toda su actividad legislativa del 2017, en la que consiguió que el Congreso le aprobase ocho leyes. Cinco de ellas eran trasposiciones de directivas europeas, dos correspondían al cupo y el concierto vasco y otra era los Presupuestos. Las Cortes sacaron adelante 13 leyes en total el año pasado. Es una de las producciones más bajas de la era democrática.

Prisión permanente a última hora

Uno de los cinco anteproyectos del viernes es la reforma del Código Penal para endurecer la prisión permanente revisable. Con la ley recurrida al Tribunal Constitucional y pendiente de resolución, el Gobierno prevé ahora aumentar ahora el número de delitos sobre los que se pueda aplicar este tipo penal. 

La iniciativa no figuraba en la agenda de la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios de este miércoles preparatoria al Consejo y no estaba inicialmente prevista para esta semana, aunque distintos portavoces del PP así lo habían anunciado. El borrador del proyecto se entregó en papel -no en soporte informático como es habitual- para su estudio y se aprobará definitivamente este viernes. Rajoy anunció la reforma el domingo durante un acto de partido junto a familiares de algunas de las víctimas de los homicidios más brutales y sonados de los últimos tiempos en España.

Rajoy no ha soltado la bandera de la prisión permanente desde que la Guardia Civil resolviese el crimen Diana Quer, uno de los asesinatos que más ha conmocionado a la sociedad en los últimos tiempos. La reforma anunciada el domingo fue una sorpresa inesperada y otra respuesta del Gobierno a Ciudadanos. El partido de Albert Rivera presentó días antes una enmienda a la totalidad para frenar la derogación de la prisión permanente y endurecer el acceso al tercer grado de los condenados -de los 15 actuales a los 20 años de cumplimiento-. En España sólo hay una persona condenada a prisión permanente hasta la fecha.

Parte del Gobierno reprocha a Rajoy la prisa que se ha dado para la prisión permanente y el tiempo que se está tomando para los Presupuestos. En las numerosas entrevistas que está concediendo últimamente, Rajoy ha reiterado que la prioridad son los Presupuestos. Y que, por ejemplo, no puede celebrar el debate sobre el Estado de la Nación hasta que no se presenten las cuentas.

Sin Presupuestos a la vista

Sin embargo, el Gobierno sigue sin dar pistas sobre los Presupuestos. Y los Ministerios tienen las restricciones de gasto propias de la situación de prórroga presupuestaria en la que se encuentra el país. El PNV, parte necesaria de la ecuación si se quiere repetir la mayoría del año pasado, dice que no tiene nada sobre lo que empezar a negociar. Rajoy no ha esperado ni una semana con la prisión permanente. Esa celeridad, dicen fuentes consultadas por este diario, se achaca a los nervios que ha provocado el ascenso de Ciudadanos. Este anteproyecto le sirve al PP para rechazar la enmienda del partido naranja con la excusa de que el Gobierno ya tiene una reforma legislativa en marcha.

Los otros cuatro anteproyectos del Consejo de Ministros del viernes son trasposiciones de legislación comunitaria. Ciudadanos, que este mismo miércoles abandonó el Pacto por la Justicia acusando a PP y PSOE de no querer despolitizar el CGPJ, ha evitado valorar el movimiento de Rajoy con la prisión permanente. El partido naranja asegura que tiene su propio proyecto y que su objetivo ahora mismo no es "bajar al barro" con el PP.

Rajoy pide a Rivera no confundirse de adversario