Rajoy con Mari Mar Bermúdez (madre de Sandra Palo) y Antonio del Castillo (padre de Marta del Castillo).

Rajoy con Mari Mar Bermúdez (madre de Sandra Palo) y Antonio del Castillo (padre de Marta del Castillo). EFE

España A DEBATE EN EL CONGRESO

El PP se abraza a los padres de las víctimas para hacer suya la bandera de la prisión permanente

Rajoy aparece en Córdoba con la madre de Sandra Palo y el padre de Marta del Castillo y Feijoo acompaña a Juan Carlos Quer y Juan José Cortés en Coruña

El Partido Popular se aferra a la pancarta de la prisión permanente revisable cuando corre más peligro de quedar derogada. Lo hace de la mano de sus mayores defensores: los padres de las jóvenes asesinadas de la manera más cruel los últimos años.

Mientras el resto de grupos del Congreso tramitan la derogación de esta medida prevista en el Código Penal gracias a una reforma aprobada con la mayoría absoluta del PP en 2015, el partido del Gobierno está dispuesto a librar la batalla para mantenerla.

Rajoy sobre la prisión permanente revisable

Este domingo, durante un acto de partido en Córdoba, Mariano Rajoy aparecía acompañado de Antonio del Castillo y Mari Mar Bermúdez, los padres de Marta del Castillo y Sandra Palo. La primera desapareció hace ya 9 años en Sevilla, a la edad de 17 años. Su novio, Miguel Carcaño, confesó el crimen, pero la Guardia Civil todavía no ha conseguido dar con su cadáver. Tampoco se ha desentrañado cómo murió ni si Carcaño tuvo ayuda para cometer el presunto asesinato.

Hace ya 18 años de la muerte de Sandra Palo, la joven madrileña de 22 años con discapacidad psíquica que fue secuestrada, violada y asesinada de la manera más violenta (la atropellaron hasta en 15 ocasiones) por cuatro jóvenes, tres de ellos menores de edad. Francisco Javier Astorga 'El Malaguita', que tenía más de 18 años cuando cometío el crimen, continúa en prisión. Fue condenado a 64 años de cárcel.

Con los padres de las fallecidas entre el público de su mitin, Rajoy defendía este domingo la permanencia de la prisión permanente revisable: "No se trata de promover una cadena perpetua, como dicen algunos, sino de proteger a la sociedad de delincuentes excepcionalmente peligrosos mientras no esté acreditado que no reincidirán nunca".

Minutos antes, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, anunciaba que el próximo viernes el Gobierno presentará una propuesta de ley en el Consejo de Ministros con la que prevé ampliar los delitos bajo la prisión permanente revisable.

Entre los supuestos a incluir estaría la ocultación del cadáver de una persona asesinada o no colaborar en su hallazgo, el secuestro que acabe en asesinato, incendios en los que se ponga en peligro la vida de personas o determinados usos de elementos químicos o nucleares.

Alberto Núñez Feijoo con los padres de Diana Quer y Mari Luz Cortés en Coruña

Alberto Núñez Feijoo con los padres de Diana Quer y Mari Luz Cortés en Coruña EFE

Feijoo con los padres de Diana Quer y Mariluz Cortés

Mientras Rajoy y Catalá hacían campaña en Córdoba, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo, acompañaba a los padres de Mari Luz Cortés y Diana Quer en Pobra do Caramiñal, la localidad coruñesa donde 'El Chicle' habría asesinado, presuntamente, a la joven Diana Quer en agosto de 2016.

Juan Carlos Quer y José Juan Cortés, el padre de la niña de cinco años a la que el pederasta Santiago del Valle asesinó hace ya 10 años en Huelva, han presentado una iniciativa para mantener la prisión permanente que lleva ya más de 2 millones de firmas y para la que Rajoy también ha pedido el apoyo de sus votantes.

El Partido Popular está sumando todos sus esfuerzos para dar continuidad a la reforma del Código Penal que permite que algunos de los condenados mueran en prisión. Una medida a la que se oponen la mayoría de partidos políticos y que también ha encontrado el rechazo de asociaciones de magistrados y funcionarios de prisiones.

Un arma contra Ciudadanos

Cuando el Partido Nacionalista Vasco (PNV) presentó en octubre de 2017 el proyecto para derogar esta ley que apoyaron la mayoría de partidos, Ciudadanos se abstuvo.

Recientemente, el partido de Albert Rivera ha puesto sobre la mesa su propia iniciativa que supone una enmienda a la totalidad de la propuesta de PNV y que plantea elevar de 15 a 20 años el cumplimiento mínimo de los condenados a prisión permanente para acceder al tercer grado.

Un contraataque al PP al que Rajoy está haciendo frente con toda su artillería. Se trata de uno de los asuntos en los que los dos partidos tendrán que medir sus fuerzas pues el mantenimiento de la medida con muchos apoyos entre los votantes de centro-derecha.

Quizá por eso este domingo Rajoy ha atacado directamente al partido de Albert Rivera. Les ha acusado de ser un "partido que carece de ideas claras" y "principios firmes" que se caracteriza por la "revisión permanente de sus principios".