Puigdemont en su comparecencia desde Bruselas para valorar los resultados del 21-D.

Puigdemont en su comparecencia desde Bruselas para valorar los resultados del 21-D. Reuters

Política EL ROMPECABEZAS CATALÁN

El increíble informe de los observadores de Puigdemont: TV3, la tele más plural; 'ABC', diario indepe

El director de la organización responsable del estudio es un británico que colaboró con la organización el 1-O.

Carles Puigdemont y algunos de los perfiles sociales más activos a favor de la independencia de Cataluña han aireado en los últimos días un supuesto informe elaborado por observadores internacionales sobre la transparencia democrática de las elecciones del 21-D. Varios diarios digitales favorables al separatismo han destacado que, según el estudio, TV3 ha sido el medio más neutral en su cobertura informativa, frente a la "manipulación unionista" del resto (léase Madrid). 

Pero Puigdemont y compañía han obviado las delirantes conclusiones del informe, que por ejemplo asegura que ABC es el diario de fuera de Cataluña que ha publicado más informaciones y artículos a favor de las tesis independentistas. El estudio recoge como denuncia un bulo de Beatriz Talegón y errores de bulto, como hablar de El Periódico como un diario "de Madrid" o comparar en pie de igualdad la cobertura electoral de La 2 -que sólo emite La 2 Noticias (casi sin información política) en horario nocturno- con la del resto de cadenas de televisión

El informe sobre la elecciones del 21-D es obra de una organización desconocida llamada Democracy Volunteers. Su director es el británico John Ault, que se define como un experto en procesos electorales vinculado a la Universidad de Exeter, en el Reino Unido. Según su propia biografía, ha ejercido como observador de la OSCE en las elecciones parlamentarias de Kazajistán. Ault también admite haber trabajado como subdirector de un panel internacional de expertos que evaluó la calidad democrática el proceso previo a la convocatoria del referéndum separatista del 1-O en Cataluña.

Informe altruista

Ault dice a EL ESPAÑOL que su organización no ha cobrado por este informe. Pero en su respuesta escrita al cuestionario enviado por este diario no aclara qué función ejercía como subdirector del panel del referéndum y si la Generalitat le pagó por esta labor. Según el director de Democracy Volunteers, el trabajo de campo para el 21-D fue realizado íntegramente por voluntarios de distintos países que costearon su estancia en Cataluña de su propio bolsillo.

Según se ha sabido esta semana, el juez Pablo Llarena investiga si la Generalitat desvió unos 140.000 euros en varias transferencias emitidas desde la cuenta de su delegación en Bruselas para burlar los controles del Ministerio de Hacienda. El destinatario era The Hague Center for Strategic Studies, un organismo con sede en La Haya al que supuestamente aportó observadores internacionales al referéndum. Ault no aclaró si formaba parte de este equipo. 

Preguntado por alguna de las evidentes contradicciones en las conclusiones, Ault dice que la publicación es "preliminar" y que cualquier error será subsanado en la versión final. Ault critica la falta de colaboración de las autoridades españolas y sostiene que su trabajo hubiera sido más fácil con una acreditación oficial de observadores internacionales. La organización solicitó dicha acreditación, que fue rechazada por la Junta Electoral. España sólo permite observadores en supuestos muy puntuales: bien si solicita el organismo electoral de otro Estado o bien si es alguna organización internacional reconocida por España que estatutariamente tenga asignadas esas funciones. No es desde luego el caso de Democracy Volunteers.

El resultado del informe es verdaderamente increíble. A primera vista parece concebido para desacreditar una hipotética mayoría absoluta constitucionalista. Pero ese escenario no se produjo. El documento tiene 16 páginas y está plagado de erratas. La mitad es un resumen de la historia de Cataluña desde el ángulo separatista, un contexto político que arranca con la manifestación independentista del 2012 y un análisis de las candidaturas del 21-D.

Democracy Volunteers

La segunda parte se centra en el trabajo de los observadores. No se precisa el número, pero la organización asegura que cubrieron todo el territorio catalán con especial presencia en Barcelona. El informe dice que se analizaron 417 informaciones de prensa elegidas aleatoriamente de 23 medios de comunicación. Según Democracy Volunteers, ABC es el diario con más informaciones a favor de la independencia. Un dato que, según ellos, contrasta con la imagen completamente "pro unionista" que transmiten "los diarios de Madrid" El Periódico y El País

Con las televisiones pasa algo parecido. Se ofrece un cuadro comparativo que incluye La 1, La 2, TV3 y Catalan News. Esta última, dicen, es muy neutral porque sólo emite señal de eventos electorales. Y asegura que TV3 fue la única cadena imparcial. Sin embargo, lo que dice su gráfico es que La 1 fue más neutral que la autonómica catalana. Casi la mitad de la programación analizada de Televisión Española fue neutral. Mientras que la neutralidad de TV3 ocupa menos de un tercio de sus emisiones.

Democracy Volunteers

Talegón y otros bulos

No hay datos de las otras televisiones analizadas. Supuestamente aparecerán en el versión definitiva. El informe también ofrece una serie de respuestas de los observadores sobre el terreno, que no aparecen identificados en ningún momento. Se trata de su percepción sobre las colas, la presencia policial en los colegios, la señalización, el acceso a personas con discapacidad o los interventores.

La guinda aparece en el epígrafe final "otros comentarios". El informe cita un bulo de Beatriz Talegón, en el que supuestamente aseguraba que la Junta Electoral invalidaría los resultados de todas las mesas en las que votasen personas con el lazo amarillo a favor de los dirigentes independentistas encarcelados. Nada de eso ocurrió, aunque el informe lo pone en duda porque "no ha podido verificarlo de manera independiente". 

Otro bulo elevado a categoría por el informe se sostiene en una presunta entrevista realizada a un cabeza de lista por Tarragona, supuestamente separatista. El candidato, que tampoco es identificado, pone en cuestión el recuento del voto por correo porque, y cita, "lo hace una empresa de Madrid".