Toni Soler (izquierda) y Toni Albà.

Toni Soler (izquierda) y Toni Albà. E.E.

Política ELECCIONES CATALUÑA 21-D

Los 'Tonis' (Soler y Albà): los cómicos del separatismo que se forran insultando a España

Albà dice que no utilizó la expresión "mala puta" para referirse a Arrimadas. Minoría Absoluta, productora de Soler, ha ingresado 13,2 millones de euros de la corporación pública catalana.

El proceso separatista en Cataluña no se entendería sin los 'Tonis'. Se trata de Toni Soler, empresario, historiador y presentador de televisión, y Toni Albà, actor y humorista. Soler y Albà son referentes de los medios de comunicación públicos catalanes y militantes activos a favor de la independencia. Su ideología política nunca les ha pasado factura. El dinero que ingresan, según ha podido comprobar EL ESPAÑOL, está al nivel de apenas un puñado de futbolistas de primera división.

El escándalo sería épico si por ejemplo Roberto Leal, conductor de Operación Triunfo y el magacín de tarde de La 1, y algún actor de La hora de José Mota pidieran el voto sistemáticamente para el PP. Lo más probable es que fueran despedidos. En Cataluña ocurre justamente lo contrario. Toni Albà, conocido por sus imitaciones en el programa de humor Poloniallamó "mala puta" a Inés en un tuit. Nunca escribió Arrimadas. Pero se sobrentendía el destinatario del mensaje. Es un independentista convencido. Nunca lo ha ocultado. El actor ha pedido disculpas este miércoles a todas las personas que se hayan "sentido ofendidas". Albà ha asegurado que no se refería a la candidata de Cs.

Toni Soler es su jefe en Polonia. Y ha defendido públicamente a Albà, a pesar de calificar su comentario de "mala expresión". La productora del programa de humor Minoría Absoluta S.L. es suya. Soler presenta el magacín de tarde de TV3 Està Passant (Está Pasando), que produce él mismo. La lista de ataques de Soler a cualquier forma de pensamiento político ajena a la independencia es interminable. Ha asegurado que el constitucionalismo quiere echar a los independentistas de Cataluña y ha acusado a la Policía de todo tipo de tropelías. En 2014 tuvo que cerrar temporalmente su cuenta de Twitter por un artículo en el que sugería dar "el trato que se merecen" a "los oportunistas" cuando Cataluña lograse la independencia. 

Contratos millonarios de Soler

Soler y Albà defendieron el referéndum del 1-O y la declaración unilateral de independencia, y ahora están inmersos en la campaña del 21-D. Sus ataques a Ciudadanos, PP, PSC, Podemos, Catalunya en Comú y cualquier ideología no separatista, de izquierdas y derechas, son diarios. Sólo la expresión "mala puta" ha generado cierta crítica. Sobre todo porque Arrimadas no ha guardado silencio. Ha denunciado el comentario machista y ha asegurado que "no les callarán". Salvo el insulto, nadie ha parecido extrañarse de las reflexiones de los cómicos. TV3 y los medios catalanes públicos quedaron fuera de la intervención de la Generalitat tras la aplicación del artículo 155.

Sus convicciones políticas les han hecho de oro. La productora Minoría Absoluta de Soler ha ingresado 13,2 millones de euros (13.268.112 euros exactamente) en los dos últimos años. Así consta en los contratos de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), que están disponibles en la web del Parlament de Cataluña y que ha revisado este diario.

La mitad de ese dinero corresponde a dos programas. Sólo para la temporada 2017-2018, Minoría Absoluta ha ingresado 3,5 millones de euros por Està Passant y casi 3,1 millones por Polonia. El resto de ingresos es por la producción de documentales, programas especiales generalmente de Polonia, ficciones y el espacio de humor deportivo Crackovia. En 2014, el Ayuntamiento de Barcelona, con el convergente Xavier Trías todavía como alcalde, le nombró responsable de la programación de los actos de los 300 años del 1714, fecha icónica del separatismo. 

El contrato de CCMA con la productora de Soler.

El contrato de CCMA con la productora de Soler. E.E.

Albà, que pertenece a la ANC (Assemblea Nacional Catalana), ha sido tan vehemente, o más, en sus mensajes a favor de la independencia de Cataluña. Más allá de si se refería o no a Arrimadas con su expresión, la hemeroteca está plagada de consignas contra España. El cómico catalán está actualmente imputado por injurias debido a una serie de tuits contra la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela. En octubre, pidió detener a los fiscales de Cataluña para intercambiar presos con España una vez proclamada la República.

Albà, famoso por su celebrada imitación del rey Juan Carlos, es uno los humoristas habituales de Polonia, así que su contrato no es con la CCMA y no es público. La única pista que aparece en la web del Parlament son 500 euros facturados a la empresa Toni Alba S.L. por su aparición en el programa De bon humor

La factura de la empresa de Albà a la CCMA.

La factura de la empresa de Albà a la CCMA. E.E.

Las dos empresas de Albà

Según consta en el registro mercantil, la compañía del actor facturó 152.814 euros en 2016, la última fecha disponible. El año anterior la cifra de negocio alcanzó los 215.255 euros. Esta sociedad tiene como patrimonio una finca de recreo y la construcción en ella realizada, que suman un valor de más de 420.000 euros. La empresa, especializada en artes escénicas, ha declarado casi 300.000 euros en reservas.

El humorista catalán también tiene junto a su hermana la empresa Alba i Noya Associats S.L., con la que gestionan un restaurante en la localidad de Vilanova i La Geltrú. El importe neto de la cifra de negocio es de 76.343 euros y al final de 2016 perdió 22.491 euros. La sociedad tiene una deuda a largo plazo de 177.000 euros, que probablemente responda al crédito concedido para la compra del negocio o de la participación en el mismo. 

En su monólogo Ser o no ser catalans que interpretó habitualmente en actos de la ANC, Albà aseguraba que España oprimía a Cataluña e incluso llegaba a comparar el ser español con estar enfermo. En 2016, Albà, en la piel de Felipe V como si fuera 1714, protagonizó un pregón alternativo de las fiestas de la Mercé en Barcelona netamente independentista.

Monólogo de Toni Albà