Joaquim Forn a su llegada al aeropuerto del Prat.

Joaquim Forn a su llegada al aeropuerto del Prat. Juan Medina Reuters

Política Desafío secesionista

Los 'exconsellers' Forn y Bassa llegan al Prat entre abucheos y sin Puigdemont

Han sido recibidos con banderas españolas, un megáfono con la canción 'Que viva España' y les han reprendido con gritos de "a prisión", "perros", "traidores", "os habéis cagado" y "dónde está tu república".

Los exconsellers de Interior y Trabajo de la Generalitat, Joaquim Forn y Dolors Bassa, llegaron este martes a Barcelona procedentes de Bruselas, donde se habían desplazado con el ex presidente de Cataluña Carles Puigdemont, y al llegar al aeropuerto de El Prat un grupo de personas les ha recibido al grito de "a prisión".

Los dos miembros del gobierno catalán cesado la semana pasada en virtud del artículo 155 de la Constitución, han aterrizado en el aeropuerto poco después de las 23.00 horas, y algo más tarde se les ha visto salir por la puerta de "llegadas".

Ahí les esperaba un grupo de poco más de diez personas, que cuando les han visto han sacado varias banderas de España, un megáfono con la canción "Que viva España" y les han empezado a increpar al grito de "a prisión", "perros", "traidores" y "dónde está tu república".

Joaquim Forn y Dolors Bassa, a su llegada al aeropuerto de El Prat.

Joaquim Forn y Dolors Bassa, a su llegada al aeropuerto de El Prat. 324.cat

Según recoge Europa Press, a Forn le han chillado muy de cerca con gritos como "cabrón", "os habéis cagado", "dónde está Puigdemont", "viva España" y "a prisión".

La acción de estas personas, que han perseguido a Forn prácticamente hasta el coche para reprenderle, llegando a acercarse a él físicamente, ha provocado que los Mossos d'Esquadra tuvieran que intervenir para proteger al exconseller, según informa Efe.

Decenas de medios esperaban desde primera hora de la noche a los miembros del Govern que desde el lunes estaban en Bruselas, con los que no ha viajado Carles Puigdemont, que el martes ofreció una rueda de prensa, pero ninguno de los dos exconsellers han querido hacer ninguna declaración al llegar a España.

El exconseller de Interior, Joaquim Forn (c), a su llegada a Barcelona.

El exconseller de Interior, Joaquim Forn (c), a su llegada a Barcelona. Quique García Efe

El expresidente de la Generalitat permanece en la capital Belga. Puigdemont señaló el martes que no fue a Bélgica a pedir asilo, sino a Bruselas como capital de la Unión Europea (UE), en un nuevo intento de llamar la atención de la comunidad internacional.

En una rueda de prensa multitudinaria, Puigdemont no aclaró cuál será su futuro inmediato, aunque dejó claro que no ha viajado a Bruselas para pedir asilo.

En su comparecencia ante más de dos centenares de informadores de toda Europa en el Brussels Press Club, el político catalán dijo que solo volverá a España cuando tenga "garantías" de un "juicio justo".

La Fiscalía se plantea pedir el ingreso en prisión de Puigdemont y de los otros 13 exconsejeros del Govern a los que la juez Carmen Lamela ha citado a declarar como investigados los días 2 y 3 de noviembre por delitos de rebelión, sedición, malversación y otros conexos. Además, Lamela ha fijado una fianza para todos ellos de 6,2 millones de euros.