Una secuencia de la persecución a los agentes.

Una secuencia de la persecución a los agentes. E.E.

Política El golpe separatista

Energúmenos separatistas 'cazan' policías al grito de 'fills de puta'

Los Mossos rodearon a los agentes para evitar una agresión en Calella. Unos 500 agentes de Guardia Civil y Policía han sido expulsados de los hoteles.

Un grupo de jóvenes separatistas ha perseguido a agentes de la Policía Nacional vestidos de paisano en Calella (Barcelona) al grito de 'fills de puta'. En el vídeo se puede ver la tensión del momento y como algunos Mossos han rodeado a los policías para evitar su linchamiento.

Energúmenos separatistas ‘cazan’ policías en Calella al grito de “fils de put”

Los hechos han tenido lugar en una jornada especialmente tenso en el municipio de Calella. Tres hoteles han expulsado a 500 policías y guardias civiles por la presión de los separatistas. La turba independentista, formada por jóvenes en su mayoría, ha perseguido a los agentes entre insultos y amenazas.

La propia alcaldesa de Calella, una localidad próxima a Barcelona gobernada por el PDeCAT, ha sido la que ha llamado directamente a los directores de los hoteles advirtiéndoles de que o echaba a los agentes o paralizaba licencias de reforma pendientes, según informa EFE.

Los más de 200 guardias civiles alojados en el hotel Vila de Calella (Barcelona) no son bienvenidos. Al menos así lo entienden los sectores más radicales del independentismo, que han presionado a los responsables del establecimiento para que expulsen a los agentes de sus habitaciones, según denuncia la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). También han sido expulsados de los hoteles Palmeras y Catalonia lo más de 300 agentes que se alojaban.