Sánchez, a su llegada al céntrico teatro de Madrid donde presentó su proyecto.

Sánchez, a su llegada al céntrico teatro de Madrid donde presentó su proyecto. Moeh Atitar

Política EL FUTURO DEL PSOE

Sánchez se ofrece para liderar una "alianza de fuerzas progresistas" en España

El aspirante al liderazgo del PSOE pone nombre a sus enemigos: "el neoliberalismo, el capitalismo y el conservadurismo del PP".

"No proponemos un giro a la izquierda sino que el PSOE vuelva a ser el partido de la izquierda" española. Ante varios cientos de personas, el aspirante a liderar de nuevo el PSOE, Pedro Sánchez, ha desgranado las principales prioridades de su proyecto político, sintetizado en un documento de 35 páginas dado a conocer este lunes.

Rodeado de diputados y colaboradores, pero no de ningún líder regional del partido o presidente autonómico, Sánchez ha puesto nombre a sus enemigos: "el neoliberalismo, el capitalismo y el conservadurismo que encarna el PP". Según él, está "en cuestión si es el PSOE una fuerza de cambio o no". 

El exlíder socialista se ha ofrecido para liderar una "gran alianza de fuerzas progresistas que ponga fin al austericidio" de la "gran coalición", una propuesta que no ha funcionado en Europa y que no lo hará tampoco en España, según él. Según él, la connivencia de la izquierda y la derecha "no ha frenado" la proliferación de "populismo, ultraderecha y los extremismos" sino que los ha exacerbado.

"Es importante la unidad", ha dicho, pero no porque sí sino "en torno a principios, valores y proyectos políticos". En el PSOE, la unidad sólo se puede recuperar cuando la militancia vote, desde su punto de vista. 

La puesta en escena del acto fue más propia de un concierto que de un mitin. Al teatro Fernando de Rojas, del Círculo de Bellas Artes de Madrid, entraron primero sus colaboradores. Luego, tras unos minutos de suspense, comenzó a sonar la canción Color Esperanza, de Diego Torres, que Sánchez usa en sus encuentros desde que dejó el timón del PSOE. El público, en pie, lo aclamó antes de que Odón Elorza dijera un sonoro "¡Buenas noches, Madrid!".

Sánchez ya se ve ganador de las primarias

Sánchez ha dicho que "previsiblemente" ganará las primarias y que eso será "un primer paso" para "ganar el futuro de los españoles".

El aspirante propone "un partido autónomo y libre de las injerencias de poderes económicos", alejado de la derecha, que luche por un diseño territorial que "recupere o afine el carácter plurinacional del Estado español en la Constitución".

No ha habido referencias a sus competidores, Patxi López y Susana Díaz (que aún no ha anunciado su paso al frente), pero sí contra la Gestora, por obligar, según él, a los diputados socialista a abstenerse ante Rajoy. Si él es elegido líder, propondrá que ninguna gestora pueda alargarse más de 90 días en sus funciones. 

Cristina Narbona se suma al equipo

Sánchez estuvo acompañado por los diputados Odón Elorza, que presentó el acto, Pilar Lucio, Susana, Sumelzo, José Luis Ábalos, Zaida Cantera, Margarita Robles, Adriana Lastra, Sofía Hernanz, la eurodiputada Iratxe García, la senadora María Luisa Carcedo, la exministra Beatriz Corredor o la alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet, Núria Parlon, entre otros. En la primera fila había algunos directores de medios y periodistas, pero pocos históricos (Manuel de la Rocha fue una de las excepciones).

El economista Manuel Escudero y el sociólogo José Félix Tezanos, autores principales del documento, desgranaron sus principales medidas, que incluyen la lucha sin cuartel contra la consecuencia de los principios que han regido la economía en los últimos años. "Tenemos un adversario ideológico: el capitalismo neoliberal", ha dicho Escudero, para quien el programa de Sánchez no supone un "giro a la izquierda". "Lo que tenemos que hacer es reafirmar nuestros principios", según él. 

Según Tezanos, el PSOE no es "un partido de siervos, de súbditos a los que se le pide que callen, se resignen, que no rechisten". "Hay un clima similar a lo que ocurría en España en el año 1982", cuando con Felipe González al frente se impulsó un "cambio de ciclo". La misión de Sánchez debe ser "volver a convertir al PSOE al partido capaz de vertebrar España" como entonces. 

Sánchez, rodeado de diputados y colaboradores.

Sánchez, rodeado de diputados y colaboradores. Moeh Atitar

Robles: "No es un proyecto personal"

"No aceptamos que sólo unas élites dirijan la vida política de este país", ha dicho por su parte Margarita Robles, diputada por Madrid pero independiente, no afiliada al partido. Ella ha sido una de las más aplaudidas. "El 'no es no' es algo muy importante. Es una forma de hacer política" frente a "aquellos que antepusieron en un despacho intereses puramente electorales", según ella. 

"Pedro Sánchez ha demostrado que tiene credibilidad, que cumple con su palabra" y que no lidera un "proyecto personal" sino una propuesta "sin estridencias" y colectiva para volver al Gobierno de España, ha dicho. Robles ha arremetido contra Podemos, sin citarlos, por azuzar la confrontación exclusivamente desde la calle. 

La exministra Cristina Narbona, una novedad en los actos de Sánchez, ha pedido un "progreso justo" que no se base sólo en el crecimiento del PIB sino que corrija las desigualdades, tenga en cuenta el papel de la mujer o del medio ambiente. "Durante muchos años, la socialdemocracia se ha rendido a esa visión neoliberal" impuesta desde el poder económico. "Hoy más que nunca en España hace falta un cambio de política. Sólo lo conseguiremos si cambiamos realmente la forma de hacer política empezando por nosotros mismos", según ella. Narbona ha enmarcado a Sánchez entre los líderes "valientes y comprometidos". Según ella, las ideas "no nacen de los árboles" sino que se encarnan en personas como él.