Fachada oeste o de Velázquez del Museo del Prado vista desde el Paseo del Prado.

Fachada oeste o de Velázquez del Museo del Prado vista desde el Paseo del Prado. Europa Press

Madrid

Madrid, de enhorabuena: el paseo del Prado y el Retiro ya son Patrimonio Mundial de la Unesco

La candidatura de Prado y Retiro fue impulsada por Ana Botella. España se sitúa a la cabeza en número de sitios con esta consideración en el mundo.

25 julio, 2021 15:33

Noticias relacionadas

Madrid ha entrado este domingo en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco a través de la candidatura del paseo del Prado y Buen Retiro, conocido como el 'Paisaje de la Luz', que constituye un paisaje urbano extraordinario donde se unen cultura y naturaleza desde mediados del siglo XVI hasta hoy.

El Ayuntamiento de Madrid, en colaboración con la Comunidad de Madrid y con el apoyo del Ministerio de Cultura, impulsó la candidatura de Madrid para formar parte de la lista de la Unesco, que incluye el paseo del Prado y el parque del Retiro, con su correspondiente entorno.

La candidatura fue elegida en enero de 2019 como opción española para acceder a la categoría de Paisaje Cultural de la Unesco, con Manuela Carmena (Ahora Madrid) como alcaldesa de la capital.

El paseo del Prado y el parque del Retiro ya aspiraron a ser Patrimonio Mundial de la Unesco en 1992, pero no llegó a esta fase final del proceso.

El comité técnico de la actual candidatura se formó en 2014, con Ana Botella (PP) como alcaldesa, y en 2020 se puso en marcha una campaña de publicidad diseñada por Manuel Estrada, Premio Nacional de Diseño 2017, con un logotipo en el que resaltan seis barras que evocan los seis elementos de este paisaje: naturaleza, arte, ciencia, espacio cívico -al ser un eje por el que discurren manifestaciones, maratones o se celebran logros deportivos, como los madridistas en la fuente de Cibeles-, valor universal y la luz del conocimiento.

España, en cabeza

Seis elementos que recuerdan a las seis columnas de los edificios neoclásicos que pueblan este paisaje urbano, desde el Observatorio Astronómico hasta el edificio del Buen Retiro, el alzado del Museo del Prado, la Bolsa de Madrid o el más moderno Congreso de los Diputados.

La Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, que recoge los sitios que tienen un valor universal excepcional, se creó en 1972 y está constituida por 1.121 sitios, repartidos por todo el mundo.

España, con un total de 48, es uno de los países que, junto a Italia y China, poseen el mayor número de sitios declarados.

La inscripción del 'Paisaje de la Luz' en la lista de la Unesco debería haberse conocido hace un año, pero se trasladó a este mes de julio debido a la pandemia. La reunión del Comité de Patrimonio Mundial, órgano ejecutivo que toma las decisiones, estaba prevista para finales de junio o principios de julio de 2020 en la ciudad china de Fuzhou.

El pasado 10 de junio el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida (PP), presentó la candidatura al embajador de España ante la Unesco, Juan Andrés Perelló.

Según el informe de la Unesco, en el paseo del Prado se dan los valores necesarios para poder ser declarado Patrimonio Mundial: excepcionalidad y singularidad.

El 'Paisaje de la luz' incluye el paseo del Prado entre la plaza de Cibeles y la de Carlos V, junto con el parque de El Retiro, y el barrio de los Jerónimos. Ubicado en el corazón de la capital española, cuenta con una superficie de 190 hectáreas, de las que el 75% son espacios verdes.

A lo largo de la historia, este espacio madrileño ha ido evolucionando con el desarrollo de la ciudad; es considerado como paisaje cultural, permite disfrutar de la naturaleza y cumple el objetivo propio de la Ilustración: difundir las Artes y las Ciencias para la educación e instrucción de la población, sin distinción de clases.

La fuente de Cibeles, frente al palacio del mismo nombre, sede del Ayuntamiento de Madrid.

La fuente de Cibeles, frente al palacio del mismo nombre, sede del Ayuntamiento de Madrid. Europa Press

Cultura y naturaleza

En todo el 'Paisaje de la Luz' se integran museos, destacadas instituciones y diversos monumentos que permiten la fusión entre naturaleza y cultura.

El Museo del Prado, inaugurado en 1819, es una de las pinacotecas más importantes del mundo. En el siglo XVIII el monarca Carlos III encargó a Juan de Villanueva una edificación para albergar, en un primer momento, un museo dedicado a las Ciencias Naturales.

Junto al Museo se encuentra el Real Jardín Botánico, que fue trasladado en 1774 desde la zona de Puerta de Hierro al actual paseo del Prado, por orden de Carlos III, y fue inaugurado en 1781.

A pocos unos metros se levanta el Real Observatorio Astronómico, situado en la llamada Colina de las Ciencias, construido también por Juan de Villanueva e inaugurado en 1790.

Junto al Observatorio destaca el gran parque del Retiro, que alberga destacados conjuntos arquitectónicos, escultóricos y paisajísticos de los siglos XVII a XXI, como el monumento a Alfonso XII, el Palacio de Cristal, el Estanque Grande, el Parterre, la Puerta de Felipe IV o la fuente de la Alcachofa, entre otros.

El Museo Thyssen-Bornemisza, situado en el paseo del Prado, y el Reina Sofía, ubicado junto a la plaza de Carlos V, son otros de los grandes museos del entorno cultural.

A estos se suman instituciones como el Ayuntamiento de Madrid, con sede en el Palacio de Cibeles, el Banco de España, la Casa de América o el Ministerio de Agricultura.

El Paisaje candidato acoge otros grandes monumentos como la Puerta de Alcalá o las fuentes de Cibeles, Apolo y Neptuno.