Federico Trillo, entonces ministro de Defensa, visita el lugar del accidente del Yak-42.

Federico Trillo, entonces ministro de Defensa, visita el lugar del accidente del Yak-42. EFE

España FUERZAS ARMADAS

La Audiencia Nacional determinará si los restos de las víctimas del Yak se entregan a sus familiares

El material biológico será trasladado hasta España mediante una valija custodiada para evitar el deterioro de cualquier prueba pericial.

Noticias relacionadas

Dieciséis años después, España recibirá desde Turquía restos mortales de los militares muertos en la tragedia del Yak-42. Se trata de 23 frascos que contienen material orgánico y un trozo de fémur localizado en un cementerio. La entrega supondrá un episodio del proceso judicial que se desarrolla en la Audiencia Nacional. ¿Llegarán esos restos a manos de sus familiares? Fuentes del Ministerio de Defensa revelan que la decisión le corresponderá "al órgano judicial competente".

Tal y como contó EL ESPAÑOL, el Ministerio de Defensa ha anunciado este miércoles que España recibirá los restos mortales correspondientes a los 62 militares españoles muertos el 26 de mayo de 2003 en la mayor tragedia de las Fuerzas Armadas de las últimas décadas. 

Los restos han llegado hasta el diplomático por dos vías. El encargado de Asuntos Administrativos y Consulares ha recogido este miércoles, en la localidad de Trabzon, el trozo de fémur que se localizó hace un año y medio en el cementerio de Maçka. Por su parte, el instituto anatómico forense ha entregado los 23 frascos con material orgánico que se localizaron tras un cambio reciente en el personal del organismo.

15 años del Yak-42

Una valija custodiada

Se prevé que los restos lleguen a España en fechas próximas, aunque aún sin determinar. "El Gobierno español ha acordado con las autoridades turcas que, en el menor plazo de tiempo posible, se proceda a la entrega oficial de todos estos restos a las autoridades consulares españolas, con el fin de su repatriación a España", afirman desde el Ministerio de Defensa.

Se hará mediante valija custodiada, con el objetivo de no afectar a las pruebas periciales. Una vez en España, se depositarán en el Instituto Anatómico Forense, si bien será un organismo ajeno -con más recursos- el encargado de cotejar los restos.

Todo el procedimiento se lleva a cabo bajo coordinación por el juzgado número 3 de la Audiencia Nacional, de la juez María Tardón. Desde ahí se han llevado a cabo las comisiones rogatorias para que Turquía entregue a España los restos mortales.

Según fuentes del Ministerio de Defensa consultadas por EL ESPAÑOL, no existen plazos para las siguientes fases del procedimiento. El objetivo es que, en última instancia, los familiares de las víctimas reciban los restos mortales. ¿Cuándo? Eso lo decidirá "el órgano judicial competente", detallan las mismas fuentes.

Han pasado 16 años de aquella tragedia en la que murieron 75 personas; los 62 efectivos españoles y la dotación del avión. Las familias de las víctimas reprochan la mala gestión que llevó a cabo el Ministerio de Defensa, entonces dirigido por Federico Trillo, en la identificación y repatriación de los restos mortales de los militares.

Desde entonces se han abierto varias procedimientos judiciales e innumerables reclamaciones de los familiares, que exigían responsabilidades al Ministerio de Defensa.