Policías nacionales desplegados en Barcelona ante la crisis de violencia.

Policías nacionales desplegados en Barcelona ante la crisis de violencia. EFE

España

"Nuevo ataque" de Torra a la Policía en Cataluña: "El informe sobre los disturbios es inaceptable"

Policías nacionales consideran que el documento del Síndic de Greuges no se corresponde con la realidad vivida tras la sentencia del 'procés'.

Noticias relacionadas

El objeto de la polémica es el informe elaborado por el Síndic de Greuges de Catalunya, institución bajo la que se recoge la figura del Defensor del Pueblo en la región. En sus páginas se desglosa la intervención de la Policía Nacional, Mossos d'Esquadra y Guardia Civil en los disturbios que tuvieron lugar en la región tras la sentencia del procés. Los agentes consideran que es "inaceptable y sesgado" y que supone "otro ataque" a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desde las instituciones catalanas.

Fue el propio presidente catalán, Quim Torra, el que instó al Síndic de Greuges a elaborar un informe sobre las protestas en Cataluña y las intervenciones policiales. El sindicato policial Jupol, que obtuvo mayoría absoluta en las últimas elecciones al Consejo de la Policía Nacional, lo rechaza de pleno.

Su portavoz, Pablo Pérez, considera que "se ha desarrollado solamente teniendo en cuenta las declaraciones de los independentistas radicales", Para basarse en tal afirmación recuerda alguno de los fragmentos del documento, en el que se detalla que "la principal fuente de información corresponde a las entrevistas que se han descrito en el apartado metodológico". El mismo informe, aseveran desde Jupol, califica esta fuente como un "testimonio sesgado".

Para el portavoz del sindicato policial, el contenido del documento "no se corresponde con la realidad vivida durante los disturbios ocasionados por los radicales independentistas tras la sentencia del procés". Y añade: "Todas las intervenciones que se llevaron a cabo durante la Operación Ícaro, se realizaron con un cumplimiento total y absoluto de la legalidad, y que en todo momento se respetaron los derechos de todos los detenidos durante las revueltas".

Por todo ello, desde Jupol califican el informe del Síndic como "un nuevo intento de ataque y de desacreditar la gran labor que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, tanto en Cataluña, como en el resto del territorio nacional".

En este sentido, añaden que la única "desproporcionalidad" que se vivieron en los disturbios fue la de los violentos contra la Policía Nacional y los Mossos d'Esquadra: "Prueba de ello, los múltiples heridos en las filas de estos cuerpos policiales, varios de ellos heridos de gravedad".