Albert Rivera, Pablo Casado y Pablo Iglesias.

Albert Rivera, Pablo Casado y Pablo Iglesias.

España

Rivera y Casado piden a Sánchez que "no pacte más" con los separatistas e Iglesias, "reconciliación"

Los dirigentes políticos han valorado la sentencia del 'procés' que ha condenado a los líderes independentistas. 

Noticias relacionadas

Los líderes de los principales partidos políticos se han apresurado a mostrar sus valoraciones tras conocerse la sentencia del procés en la que ex altos cargos de la Generalitat han sido condenados a distintas penas por delitos de sedición, malversación de fondos públicos y desobediencia a los tribunales.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado ha comparecido desde el Congreso ha mostrado el apoyo de su formación "a todas las iniciativas para garantizar la convivencia en Cataluña". Porque, asegura, "es el momento para hacer cumplir la sentencia".

A recordado que fue el PP el que puso en marcha el artículo 155 de la Constitución y que a día de hoy el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, sigue gobernando "con aquellos partidos que han querido romper España". Por ello, le ha pedido que rompa cualquier vinculación con estos partidos no sólo en el Gobierno sino en ayuntamientos de Cataluña.

En ese sentido, exige a Sánchez que aclare si va a conceder un indulto a los líderes soberanistas y anuncia que si gana las elecciones prohibirá los indultos en casos como este y la reforma del Código Penal para que los condenados por rebelión y sedición cumpla la pena íntegra.

También ha comparecido desde el Congreso el líder de Ciudadanos Albert Rivera. Y ha asegurado que "hoy hemos ganado los buenos, los demócratas, y han sido condenados lo que han intentado quitarnos nuestro pasaporte, romper familias". Bajo su punto d evista "esto es Justicia".

Rivera ha pedido una "reunión de Estado urgente" y también ha exigido a Sánchez que no pacte más con los separatistas, "con los que intentan quebrantar nuestro país no se puede gobernar", ha aseverado. Y ha aprovechado la ocasión para mandar un mensaje a Quim Torra: "Acabaréis en la cárcel cada vez que intentéis separarnos".

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha considerado que la sentencia del procés pasará a la historia como "símbolo de cómo no hay que abordar los conflictos políticos en democracia" y ha hecho un llamamiento a "arremangarse" y trabajar por "reconstruir puentes" en Cataluña y buscar "imprescindible reconciliación".

En un mensaje en las redes sociales, Iglesias ha considerado que "todo el mundo tendrá que respetar la ley y asumir la sentencia", de la que hace solo una valoración, el consenso del tribunal sobre que no hubo violencia, algo que era "evidente para todo el mundo, también para los mayores adversarios del independentismo". A partir de ahora asegura que su partido trabajará "humildemente" por esa reconciliación.

En otra línea ha hablado el presidente de Vox, Santiago Abascal, quien ha anunciado que su formación recurrirá la sentencia al considerar que está probado el delito de rebelión, del que han sido eximidos. "Hay un golpe de Estado vivo y una rebelión en marcha en Cataluña", ha advertido Abascal en declaraciones a los periodistas ante la sede del Supremo, en las que ha acusado además al PP y al PSOE de llevar años "escondiéndose detrás de los tribunales para no afrontar la amenaza separatista".

"Su cobardía tiene una gravísima responsabilidad en el clima de debilidad de las instituciones del Estado del que no se puede responsabilizar en solitario a la judicatura", ha recalcado.

En su opinión, se trata de una sentencia "muy desacertada y, evidentemente, al gusto de Pedro Sánchez, que ha salido inmediatamente a aplaudirla".