Carmen Calvo, en la tribuna del Congreso de los Diputados en una imagen de archivo.

Carmen Calvo, en la tribuna del Congreso de los Diputados en una imagen de archivo. Efe

España INVESTIDURA

Sánchez no irá a una segunda investidura si Iglesias no se compromete antes a apoyarla

Calvo denuncia una "pinza" de Iglesias y "las derechas": "No merece la pena cualquier Gobierno que no va a funcionar".

Noticias relacionadas

La investidura de Pedro Sánchez sigue estando tan lejos en el arranque del curso político como hace más de un mes, cuando sucumbió en el Congreso de los Diputados. Con el reloj contando los días para la repetición electoral, que será inevitable si antes del 23 de septiembre no se produce investidura, no hay atisbo de un posible acuerdo con Unidas Podemos

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha denunciado en TVE dos pinzas al PSOE. La primera fue la de "los independentistas y la derecha para frenar unos Presupuestos" que desembocaron en las últimas elecciones generales, el 28 de abril. "Acabo de ver otra pinza en el mes de julio: Unidas Podemos, con su abstención y las derechas, frenando un Gobierno socialista", ha dicho. 

En estos momentos, Sánchez no es candidato a la investidura, una condición que otorga el Rey tras una ronda de consultas que no se ha efectuado para permitir el diálogo entre los partidos. Pero Calvo ha advertido de que si Pablo Iglesias y Unidas Podemos no comprometen un "sí" a Sánchez, el PSOE no lo propondrá como presidente, por lo que no habría ni siquiera debate y, por tanto, tampoco votación.

El país se dirigiría directamente a elecciones. "Si las cifras no dan", no someteremos [al país] a un procedimiento" que sólo conduciría a la "frustración" de los ciudadanos, ha dicho. 

En esos comicios, el PSOE podría aumentar su mayoría y la suma con Unidas Podemos superar el umbral de la mayoría absoluta. Un sondeo de SocioMétrica para EL ESPAÑOL así lo indica.

.

.

"¿Qué ha pasado en agosto para que la propuesta de ‘florero’, ingobernable, ahora tenga que ocurrir?", se ha preguntado. "No merece la pena cualquier gobierno que no va a funcionar, de cualquier forma", según ella. "Se trata de que la izquierda minoritaria no haga una imposición a blanco o a negro" a la "izquierda mayoritaria", que ha ganado las elecciones. 

"Desgraciadamente, Unidas Podemos en el mes de julio no entendió que estábamos haciendo una propuesta razonable", que incluía una vicepresidencia y tres ministerios que ya no están sobre la mesa. 

El PSOE ya no ofrece una coalición sino un programa de Gobierno que Podemos tendría que apoyar desde fuera. Esas medidas se aprobarán este lunes en una reunión de la Ejecutiva socialista y serán presentadas públicamente este martes.