Ángela Mulas, diputada de Vox en Andalucía.

Ángela Mulas, diputada de Vox en Andalucía.

España

Vox quiere cambiar el Instituto Andaluz de la Mujer por el de Víctimas de Violencia Intrafamiliar

Vox considera que en Andalucía hay una gran parte de las subvenciones que van a los "lobbies feministas" que "solo utilizan a la mujer como instrumento político".

Noticias relacionadas

Vox quiere "reducir y fiscalizar" el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y convertirlo en un instituto de víctimas de la violencia intrafamiliar, según ha expuesto este jueves en el debate final de los presupuestos de la Junta para 2019.

En el apartado para debatir las enmiendas de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, la diputada de Vox Ángela Mulas ha vuelto a defender la necesidad de cambiar el término de violencia de género por violencia intrafamiliar ya que "afecta a muchas mujeres, pero también a hombres, ancianos y niños".

Ha valorado que, fruto de la negociación con el Gobierno, hayan "conseguido" que ya se incluya en los presupuestos la creación de un teléfono contra la violencia intrafamiliar y que ya se esté "aplicando" este término en la Junta, pero ha informado de que su grupo apuesta también por el cambio de denominación del IAM.

Mulas ha pedido que se trabaje por la "igualdad real" y ha rechazado las leyes que "criminalizan a los hombres" y que "acaban" con su presunción de inocencia ante las denuncias de violencia machista.

Ha abogado por "disuadir" a las mujeres de poner "denuncias falsas o instrumentales", ya que "restan credibilidad" a la legislación actual y "crean malestar", y ha reclamado que se deje de subvencionar a entidades que fomentan "el feminismo radical".

Vox considera que en Andalucía hay una gran parte de las subvenciones que van a los "lobbies feministas" que "solo utilizan a la mujer como instrumento político".

Ha pedido también que cese el "adoctrinamiento" de los menores en las escuelas sobre "ideologías de género y LGTBI". 

En cuanto a los menores extranjeros, ha pedido que se respete su "dignidad" aplicando la ley, para que retornen a sus países y vuelvan con sus familias, a la vez que se "protege" a la sociedad española "de la delincuencia".