Falete, durante una fiesta en la ciudad marroquí

Falete, durante una fiesta en la ciudad marroquí

España MARRUECOS

Las pruebas contra ‘Falete’ en Tánger que le impiden pisar suelo marroquí

El artista se enfrenta a una denuncia en Marruecos por “abusos sexuales no consentidos” con un menor de edad por quien pagó 185 euros

Tánger

Rafael Ojeda, conocido artísticamente como 'Falete', se paseó por Tánger en el puente de noviembre de 2016 invitado por Félix Ramos, en prisión en la cárcel de Tánger desde el jueves por “abuso de menores y trata de personas”.

A pesar de que el representante de 'Falete' aseguró en el diario El Mundo que “no sabe quienes son estas personas” -en referencia a Félix Ramos y Manuela Vilches-, el cantante sevillano cruzó el Estrecho para grabar el programa ‘Descubriendo Tánger con Falete’ compartido por Félix Ramos en YouTube, y culminó sus noches en la famosa jaima de Manuela Vilches en el centro de Tánger. El viaje queda reflejado en los vídeos y en un álbum de fotografías que los propios protagonistas compartieron en las redes sociales.

Viajaron cuatro pasajeros, Ramos y su habitual acompañante, Víctor Manuel Reyes, a quien presenta como sobrino y trabaja como cámara para los publirreportajes; 'Falete' y un amigo.

Recorrieron hoteles y riads -alojamiento tradicional marroquí-, degustaron platos típicos del país, como el tajine de carne picada, y culminaron la noche en una fiesta privada en la casa de Manuela Vilches.

- Tú sabes que esta noche tenemos una fiesta, ¿no? ¿O ya no te acuerdas?, pregunta en el video ‘Falete’.

- Ah, sí, la de nuestra amiga Vilches. ¿Pero era hoy? ¡Dijo que había que ir con ropa marroquí! -explica Félix Ramos.

-Pero yo estoy sin ropa, así que acompáñame a comprar algo.

Y salen ambos, Ramos y 'Falete', de compras por la medina de Tánger en compañía de dos marroquíes presuntamente menores de edad.

Falete pasea por la medina de Tnger junto a Flix Ramos

Falete pasea por la medina de Tnger junto a Flix Ramos

Por la noche, el artista fue recibido por españoles que visitaban Tánger en el puente de Todos los Santos con una fiesta marroquí preparada en la jaima de la casa de la galerista Manuela Vilches. Degustaron cuscús y bailaron al son de los timbales.

'Falete' lució una chilaba negra con pedrería y un abanico blanco, mientras Ramos vistió una túnica color crema. El invitado se arrancó a cantar a capela para agradecer a la anfitriona “esta maravillosa fiesta”. Posteriormente, Ramos se despedía en el vídeo: “Bueno, señores, nosotros nos vamos a quedar en la intimidad disfrutando de los músicos”.

El testimonio del joven

Antes de la llegada de 'Falete', Félix llamó al joven marroquí con quien mantenía relaciones presuntamente desde los 15 años para decirle que “venía un amigo de España y que tenía que portarme muy bien con él, porque era un cantante y que me iba también a ayudar y darme dinero”. En la misma declaración, el joven confiesa: “Este 'Falete' también me ha violado y me ha dado 2.000 dírhams (185 euros) después de abusar de mí durante varios días”. Según el testimonio, además, durante esos días también se vio obligado a tener sexo con el otro visitante.

El joven asegura que “no lo consintió” y que tuvo “un dolor muy grande”, pero “mi futuro dependía totalmente de Ramos para poder tener un vida digna. Me dijo que no me preocupase, que tenía contactos con el consulado, y que ya lo arreglaba todo”. 

Según los testimonios, terminado el festejo en la jaima, Vilches les cedía un piso encima de su casa, que no le pertenecía. Se trata de una vivienda de un español de quien guardaba las llaves.

La vulnerabilidad no permitió a este chico denunciar en su momento, alega, porque no contó con el apoyo de las personas adultas que le rodeaban que prefirieron mantenerse al margen para evitar los problemas con las autoridades marroquíes. “Sabiendo que soy pobre, sin conocer qué futuro me espera, se han aprovechado de mí estos españoles”, lamenta en su testimonio.

Al final del reportaje, 'Falete' agradece a Ramos que le haya mostrado “un Tánger desconocido” a pesar de que ya había visitado la ciudad en varias ocasiones. “Me he enamorado mucho de la ciudad, me estoy planteando quedarme”, confesaba el artista. 

Denuncia por "violación y abusos"

'Falete' volvió a Tánger, del 1 al 3 de julio de 2017, para conmemorar el décimo aniversario de la productora de su amigo Félix Ramos, cuando se celebró la entrega de los II premios Internacionales Ramos Comunicaciones en un hotel lujoso con 70 invitados, entre ellos personas conocidas en España, como los presentadores de televisión José Manuel Parada o Agustín Bravo. Uno de ellos recordaba telefónicamente a EL ESPAÑOL cómo a 'Falete' le gustaba mucho un centro comercial nuevo cercano al palacio real de Tánger, y “se desmarcaba” del resto de invitados.

En esta ceremonia, 'Falete' volvió a cantar al recoger el galardón, como demuestra el vídeo que grabó la productora y que se puede encontrar en la red; y Vilches no pudo contener su alegría y se ve cómo se levanta a aplaudir eufóricamente al artista español.

El cantante, junto a Féllix Ramos, en Marbella, el pasado año.

El cantante, junto a Féllix Ramos, en Marbella, el pasado año.

Tras la detención de Félix Ramos al entrar en Marruecos y posterior encarcelamiento dos días más tarde por “abuso de menores y trata de personas”, 'Falete' tiene complicado volver a visitar el país en estos momentos porque tendría que responder ante la Justicia por una denuncia interpuesta por “violación y abusos”. Cuando el comisario arrestó a Ramos en Tánger, el martes 18 de junio, preguntó igualmente por Rafael Ojeda 'Falete'. En ese momento, se informó a la policía que esta persona se encontraba en España.

Entre las pruebas que tiene el fiscal y la policía, hay mensajes que 'Falete' le ha seguido enviando al denunciante desde España que evidencian la relación mantenida con el presunto menor en Marruecos. Según las diligencias, le escribe: “Quiero follar en la ducha como la otra vez”; y además le solicita un vídeo sexual en el “que se te vea bien el culo”. Posteriormente, y como informó EL ESPAÑOL, le pidió sus datos para enviarle 60 euros por la grabación pornográfica a través de la compañía de giros Western Union.