El empresario Adrián de la Joya, detenido por el caso Villarejo.

El empresario Adrián de la Joya, detenido por el caso Villarejo. PÚBLICO

España

Caso Villarejo: el juez deja en libertad bajo fianza a los empresarios De la Joya y Pérez-Maura

Las cantidades fijadas van desde los 750.000 euros a los 200.000; se trata de la pieza PIT, que parte desde una adjudicación ilegal en Guatemala.

Noticias relacionadas

Manuel García Castellón, juez encargado de instruir el caso Villarejo, ha dejado en libertad bajo fianza a cinco detenidos en el marco de la pieza PIT, entre los que destacan el empresario Adrián de la Joya y los hermanos Álvaro y Ángel Pérez-Maura. El magistrado trata de averiguar los pormenores del caso, en el que se investiga el supuesto pago de 10 millones de euros del naviero Ángel Pérez-Maura al excomisario para evitar su extradición a Guatemala por una adjudicación ilícita.

El juez García Castellón, titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, tomó declaración a los cinco detenidos desde primera hora de la mañana de este viernes hasta pasadas las dos de la madrugada del sábado. El magistrado ha impuesto la mayor de las fianzas a Ángel Pérez-Maura (750.000 euros); la de su hermano Álvaro y la de Adrián de la Joya se elevan hasta los 500.000 euros. Las de los otros dos detenidos, el empresario Francisco Javier Soucheiron y el abogado Enrique Maestre, son de 200.000 euros.

Adrián de la Joya y los hermanos Pérez-Maura fueron detenidos el pasado miércoles por la unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional. En el operativo se capturó además a Álvaro Pérez-Maura -hermano de Ángel-, al empresario Francisco Javier Soucheiron y al abogado Enrique Maestre. Las detenciones fueron practicadas a petición de la Fiscalía Anticorrupción, que trata de encajar las piezas de una de las ramificaciones del caso Tándem, que tiene a Villarejo como protagonista.

El punto de partida del caso lo marca una concesión para la construcción y explotación de un puerto en Guatemala. De acuerdo a las pesquisas de los investigadores, la adjudicación a la empresa naviera Terminal de Contenedores Quetzal S.A. -filial de Grup Maritim Terminal de Contenedores de Barcelona S.L., vinculada a Ángel Pérez-Maura- se realizó previo pago de una comisión ilegal de 30 millones de euros.

Una vez descubierto el caso, las autoridades guatemaltecas solicitaron la extradición del empresario español para juzgarlo. Éste recurrió a los servicios del excomisario José Manuel Villarejo, quien le prometió que frenaría el proceso. Los servicios del expolicía tenían un precio: 10 millones de euros. 

Finalmente, la Audiencia Nacional denegó la extradición de Pérez-Maura a Guatemala por diversos motivos: principalmente, por su condición de ciudadano español. El excomisario, no obstante, se apuntó el tanto ante el empresario.

El papel de De la Joya

Adrián de la Joya es un viejo conocido de Villarejo. La relación de ambos quedó patente en el caso del pequeño Nicolás: ambos se cruzaron decenas de llamadas tras estallar la noticia. La Fiscalía Anticorrupción quiere averiguar si De la Joya hizo de mediador entre Villarejo y Pérez-Maura.

La detención de Adrián de la Joya no fue fácil, puesto que reside en Suiza. La Policía seguía sus pasos desde hacía tiempo. Sólo así se entiende que se le capturase en un viaje exprés del empresario a España por motivos familiares, como adelantó EL ESPAÑOL.