Material intervenido por la Guardia Civil en el transcurso de la operación Hedwig.

Material intervenido por la Guardia Civil en el transcurso de la operación Hedwig. GC

España

La Guardia Civil se inspira en Harry Potter en su último golpe: así fue la 'operación Hedwig'

El Instituto Armado ha intervenido 204 equipos de visión nocturna y térmica valorados en 900.000 euros y ha detenido a una persona en Valencia.

La Guardia Civil, con el apoyo de la Oficina de Investigación Criminal Aduanera (ZKA) de Alemania, ha desmantelado un entramado dedicado al contrabando de equipos de visión nocturna y térmica para armas de fuego. El golpe se ha saldado con la intervención de un total de 204 equipos valorados en más de 900.000 euros. Hay una persona detenida en Valencia y otra investigada en Alemania por un delito continuado de contrabando y otro contra la propiedad industrial. 

¿Y cómo se le ha llamado a la investigación? Operación Hedwig. Inspiración de la Guardia Civil en Harry Potter. Porque Hedwig es la lechuza que el mago tiene en los libros de ficción de J.K. Rowling. Y es de sobra conocido que estos animales se caracterizan por su desarrollada visión nocturna.

El detenido en España importaba desde Estados Unidos los equipos de visión nocturna de segunda y tercera generación, en su mayoría para armas de fuego. El comercio exterior de este tipo de material está catalogado por la Unión Europea como material de defensa, doble uso u otros materiales.  

Operación Hedwig de la Guardia Civil

La red desarticulada no contaba con las preceptivas licencias y obtenía el despacho aduanero de estas mercancías ocultando la verdadera naturaleza de las mismas. Además, suplantaban las marcas de estos equipos, tratando de hacerlos pasar como de fabricación propia, para evitar su descubrimiento.

La empresa investigada también introducía ilegalmente en España una gran cantidad de equipos de fabricación rusa a través de otra empresa alemana.

La explotación conjunta de la operación tuvo lugar a finales de marzo en ambos países. La Guardia Civil y la Policía Alemana llevaron a cabo cinco registros en Valencia y Wiesbaden (Alemania). En los mismos se hallaron un total de 204 visores nocturnos y térmicos de última generación, 30.520 euros y 5.500 dólares en metálico, dos rifles dotados de silenciador, etiquetas para falsificar los equipos, tubos intensificadores de imagen, un vehículo de alta gama, así como abundante documentación y dispositivos informáticos.

Los equipos de visión térmica y los de visión nocturna de segunda y tercera generación, en especial de aquellos destinados a su instalación en armas de fuego, están sometidos al régimen de control de comercio internacional de material de defensa, doble uso u otros materiales de la Unión Europea. Este tipo de equipos son muy utilizados por los narcotraficantes que operan en el campo de Gibraltar. También son muy demandados para la caza furtiva.

La operación Hedwig ha sido desarrollada por la Jefatura de Información (UCE3) con el apoyo de la Sección de Información de la Zona de la Guardia Civil de Valencia, del Servicio Cinológico, así como de la Oficina de Investigación Criminal Aduanera (ZKA) de Alemania y del Oficial de Enlace de la Guardia Civil en Alemania. También ha colaborado la Agencia de Aduanas e Inmigración (HSI-ICE) de Estados Unidos.

Las investigaciones han sido dirigidas por el Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia y por la Fiscalía de Frankfurt am Main (Alemania).