La Guardia Civil dirige el proyecto GAR-SI Sahel.

La Guardia Civil dirige el proyecto GAR-SI Sahel.

España 175º ANIVERSARIO

La misión más desconocida de la Guardia Civil: así adiestra nuevos 'jabalíes' en África

Los GAR de la Guardia Civil están desplegados en diferentes países del Sahel con la intención de frenar la inestabilidad creciente en la región.

El Sahel es la frontera avanzada de la Unión Europea. Bajo esa premisa se sostienen buena parte de los proyectos de cooperación en materia de seguridad que el Viejo Continente desempeña en el africano. Si caen las últimas estructuras de seguridad, yihadismo, narcotráfico y todo tipo de actividades ilícitas terminarían alcanzando nuestros propios límites físicos. Es necesario contener la inestabilidad y la Guardia Civil, con un puñado de efectivos y coincidiendo con el 175º aniversario de su creación, desempeña aquí su misión más desconocida. 

Hablamos de los cinco países que constituyen el G5 Sahel: Mali, Mauritania, Chad Níger y Burkina Faso. También de Senegal y Mauritania -en éste último la misión está más avanzada-. El Departamento de Seguridad Nacional (DSN), en su último informe anual, destaca que el proyecto GAR-SI Sahel "ha contribuido a la estabilización de la zona del Sahel Africano". Bajo el liderazgo de la Guardia Civil, también participan la Gendarmería Nacional Francesa, la Guardia Republicana de Portugal y el Arma dei Carabinieri de Italia.

El documento del DSN, órgano adscrito a la Presidencia del Gobierno, apunta al refuerzo de capacidades operativas de las autoridades de estos países del Sahel y a la mejora del control efectivo del territorio en la región. Y el medio más eficaz es la creación de unidades africanas similares a los Grupos de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil.

Los 'jabalíes'

Es aquí donde entran en juego los jabalíes. Los GAR nacieron en 1980 bajo el nombre de Grupo Antiterrorista Rural y muy pronto se convirtieron en punta de lanza en la lucha contra ETA. Sus efectivos tienen la máxima preparación y desde entonces se desempeñan en las misiones más complejas. Incluso, en territorio internacional. Duros, resistentes y flexibles, se les puso el sobrenombre de jabalíes.

EL ESPAÑOL ya contó el trabajo que los GAR llevan a cabo en Irak. Pero no es el único lugar en el que forman nuevas unidades. También en el Sahel, en un esfuerzo por sostener las últimas estructuras en pie ante las graves amenazas de seguridad que sacuden la región. Al Qaeda y Estado Islámico, a través de sus diferentes sucursales, se han hecho fuertes en este cinturón africano.

El proyecto, en cifras

El proyecto GAR-SI Sahel fue presentado en marzo de 2017. La primera parte del plan se basó en un análisis exhaustivo de la situación de cada uno de los países en los que iba a ser implementado; la segunda parte, su puesta en marcha.

Es en Mauritania donde el proyecto está más avanzado. El director de la Guardia Civil, Félix Azón, visitó el país el pasado mes de marzo y comprobó in situ algunas de las cifras logradas gracias a GAR-SI Sahel: 18 operaciones de despliegue, la identificación de 2.500 individuos sospechosos, el control de mil vehículos y la intervención de abundante material relacionado con el narcotráfico y otras actividades ilícitas.

El año próximo, los jabalíes de la Guardia Civil celebrarán su cuadragésimo aniversario. Sus miembros lucen con orgullo su sobrenombre. Ahora también habrá jabalíes africanos con el reto de mantener la estabilidad en la zona.