El Papa Francisco durante la entrevista con Jordi Évole.

El Papa Francisco durante la entrevista con Jordi Évole.

España ENTREVISTA

El Papa critica a Sánchez por la venta de armas y el 'Open Arms': "¿Quieren que se ahoguen?"

En una entrevista emitida este domingo, el Sumo Pontífice ha hablado de inmigración y ha lanzado un dardo al Gobierno español por su gestión.

Noticias relacionadas

El Papa Francisco ha condenado que el Gobierno español mantenga retenido en el puerto de Barcelona al buque de rescate de migrantes de la ONG Pro Activa Open Arms, que opera en el Mediterráneo. "Me parece mal. Y el caso de Open Arms me parece una injusticia muy grande. ¿Para qué se hace? ¿Para que se ahoguen? Es simplista, pero si no los puedes rescatar ¿Y para qué vienen? Viven en una desesperación, unida a una ilusión tan grande, que se lanzan. No miden las consecuencias. Y nosotros no medimos el dolor de esa gente", ha puntualizado el Pontífice.

Francisco, además, ha querido puntualizar que se trata de una decisión del Ejecutivo porque le consta que "las autoridades de Barcelona están dispuestas a recibir, acompañar, promover e integrar". Así lo ha señalado en la entrevista que ha mantenido con el presentador de Salvados, Jordi Évole este domingo en La Sexta.

En esta misma línea, el Pontífice ha asegurado sentir "mucho dolor" por los migrantes fallecidos en el Mediterráneo, algo que "no entiende". "No entiendo. No entiendo la insensibilidad", ha asegurado. Por ello, ha defendido una "actitud fundamental", la del "corazón abierto" y ha recordado los cuatro pasos a seguir en este sentido: recibir, acompañar, promover e integrar.

Prisioneros de los muros que se levantan

Igualmente, Francisco ha advertido de que "el que levanta un muro termina prisionero del muro que levantó". "Y eso es ley universal. Y eso se da en el orden social y en el personal. Si vos levantas un muro entre personas, terminas prisionero de ese muro que levantaste. Sí, defiendo mi autonomía, sí; pero te quedas solo como un hongo", ha recalcado.

El Pontífice afirma también que el "capitalismo salvaje" es responsable de estas situaciones, aunque precisa que una economía social de mercado, si es social, puede andar. "Lo que no anda es el mundo de las finanzas. También esto crea las guerras, por la posesión de la riqueza, ¿no es cierto?, sean internacionales o nacionales. Sostengo que estamos ya en una tercera guerra mundial, a pedacitos", ha insistido.

Sobre la venta de armas de España a Arabia Saudí, el Papa asegura que le "da pena" pero puntualiza que no es el único gobierno. "No tienen derecho a hablar de la paz. ¿Están fomentando la guerra en otro país y después quieren la paz en el propio? La teoría del bumerán. La vida se las cobra, por uno u otro camino. Si vos armas la guerra allá, la vas a tener en tu casa, quieras o no quieras", añade.

"Tenemos todavía víctimas de la Guerra Civil sepultadas en cunetas. ¿Qué le parece que haya gente en mi país que se oponga a localizar y enterrar esas víctimas desaparecidas?", le ha preguntado también Évole en la entrevista. El Pontífice, que se remite al caso de Argentina con 30.000 desaparecidos, asegura que una "sociedad no puede sonreír al futuro teniendo sus muertos escondidos". "Los muertos son para ser enterrados, son para ser individualizados en los cementerios, pero no para ser escondidos. Nunca vas a tener paz con un muerto escondido. Nunca", recalca.

Abusos sexuales

La conversación se produjo antes de conocer que el Pontífice ha dictado para el Estado del Vaticano una norma que obliga a todo su personal a denunciar inmediatamente casos de abusos a menores bajo pena de multa o cárcel. En todo caso, preguntado por si recomendaría a las víctimas que acudiesen a la policía, el Papa responde que "por supuesto" y asegura que esta es la conclusión que salió de la cumbre sobre los abusos.

Francisco comprende a las víctimas insatisfechas con este encuentro y recalca que las cosas concretas de la cumbre fueron "iniciar procesos". "Y eso lleva su tiempo. De todas maneras, comprendo la gente que haya quedado insatisfecha, porque cuando hay un dolor de por medio, vos tenés que callar, rezar, llorar, acompañar, y punto. Pero iniciar procesos es la manera para que sea irreversible la cura", ha señalado.

Conquista de América

El Papa ha hecho una comparación entre la conquista de América y la actitud de la Iglesia ante los abusos sexuales a menores en el pasado. "No puedo interpretar la conquista de América con una hermenéutica de hoy", ha dicho en una entrevista con Jordi Évole para el programa 'Salvados', emitida este domingo en La Sexta.

El Pontífice ha hecho esta comparación sin referirse específicamente a la polémica surgida por la petición del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tanto al Rey de España como al Papa Francisco de pedir perdón por el colonialismo y la evangelización. En el Vaticano, que no ha confirmado la recepción de la misiva del mandatario latinoamericano, se limitaron a señalar que los papas han pedido perdón en el pasado por este asunto.

Homosexualidad

Jorge Bergoglio considera que "en teoría" no es una "rareza" tener un hijo homosexual, pero ha animado a los padres que empiecen a "ver cosas raras" en sus hijos a que "consulten, por favor, y vayan a un profesional" porque "ahí se verá a qué se debe, y puede ser que no sea homosexual".

Ha querido matizar las polémicas declaraciones que hizo el verano pasado cuando recomendó recurrir a la psiquiatría a los padres que detectaran conductas homosexuales en sus hijos. "Yo estaba explicando que nunca se echa de casa a una persona homosexual, pero hice una distinción que cuando la persona es muy joven y pequeña y empieza a mostrar síntomas raros, ahí conviene ir y yo dije psiquiatra, en ese momento te sale la palabra que te sale y encima en un idioma que no es el tuyo", ha detallado el pontífice.

De aquello salió que los medios dijeran "El papa manda a los homosexuales al psiquiatra y no vieron lo otro, y eso es mala entraña", ha censurado.

Mujer en la Iglesia

Sobre la discriminación de la mujer, el Papa reconoce que escucharla y darle funciones no basta y admite que lo que no se ha logrado todavía es "caer en la cuenta que la figura de la mujer va más allá de la funcionalidad". "La Iglesia no puede ser Iglesia sin la mujer, porque la Iglesia es mujer, es femenina. Es La Iglesia, no El Iglesia. Una dimensión que no tenga feminidad en la Iglesia hace que la Iglesia no sea Iglesia", apunta.

El Pontífice ha admitido que se equivocó cuando afirmó que todo feminismo acaba siendo un machismo con faldas, una afirmación que pudo oírse durante una de sus intervenciones ante la Cumbre Antipederastia que se celebró el pasado mes de febrero.

El Papa también habla sobre el aborto al ser preguntado por si entendería que una víctima de trata embarazada tras una violación quisiera abortar. "Yo la entendería a ella en su desesperación, pero también sé que no es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema. "¿Es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema? ¿Es lícito alquilar a alguien para que la elimine?", recalca.

Sobre el Vaticano, el Papa admite que no se salva de los límites y de los pecados y las vergüenzas de otras sociedades. "Acá somos hombres y tenemos los mismos límites y caemos a veces en las mismas cosas. Hay que ir limpiando. El trabajo es ir limpiando, limpiando, limpiando", asegura tras admitir que en la Santa Sede también hay mercaderes como los que Jesús echó del templo por "hipócritas".

"La Iglesia debe tributar por sus bienes"

El papa Francisco sostiene que "los hombres de Iglesia son ciudadanos y tienen que cumplir con todos sus derechos de ciudadanos" y por ello cree que la institución debe pagar por todos aquellos bienes que no estén dedicados al culto.

El pontífice ha explicado que en aquellos espacios destinados al culto o al bien social, como una oficina de Cáritas, "es obvio que se debe hacer una exención"; pero por "todo lo que no sea culto, todo lo que no sea un bien común, hay que pagar impuestos". Y ha asegurado que no le "incomoda" hablar de pobreza en el Vaticano: "Yo vivo en un museo y lo más aburrido es vivir en un museo", ha respondido.