Un guardia civil en una imagen de archivo.

Un guardia civil en una imagen de archivo. Efe

España

Los falsos guardias civiles extremadamente violentos que atracaban a narcos y empresarios

Dos policías fueron heridos en la desarticulación del grupo criminal; la mayoría de los detenidos fueron capturados cuando iban a robar 480.000 euros.

Noticias relacionadas

La Policía Nacional ha detenido a siete miembros de un grupo criminal que se dedicaba a atracar, bajo la apariencia de guardias civiles, a empresarios y narcos. Varios de ellos fueron capturados en Madrid cuando iban a cometer un golpe de 480.000 euros. Ya habían cometido otro golpe en Sevilla el pasado mes de agosto, donde se hicieron con 180.000 euros.

Bajo el nombre de operación Crossfield, la Policía ha explotado el operativo que se ha saldado con la desarticulación del grupo criminal. Una parte de la organización se dedicaba a poner en contacto a comisionistas y a personas interesadas en cambiar billetes de euro de bajo valor por otros de cuantía superior. Sus compañeros disfrazados de guardias civiles se presentaban en la reunión y, a punta de pistola y fingiendo el arresto de los presentes, se llevaban el botín.

Las pesquisas arrancaron el pasado mes de agosto en Sevilla, al detectar un robo con violencia e intimidación sobre un grupo de narcotraficantes. Los falsos guardias civiles se llevaron entonces 180.000 euros. Los investigadores detectaron que la banda criminal se asentaba en Sevilla y Málaga, pero que pretendían dar un golpe en unos negocios inmobiliarios en una nave industrial de Talamanca del Jarama (Madrid). Ha sido allí donde se les detuvo el pasado 6 de marzo.

Detención de los falsos guardias civiles

La detención tuvo lugar en el mismo momento en el que practicaban el golpe. Uno de los criminales se reunía con personas dispuestas a cambiar 480.000 euros. Cuando tenía el dinero entre las manos, alertó a sus tres compañeros que, encapuchados y disfrazados de guardias civiles, se abalanzaron sobre sus víctimas. Las golpearon y las dejaron maniatadas con bridas. 

En ese momento entraron en escena los miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO); el cuerpo de élite de la Policía Nacional, habida cuenta de los métodos peligrosos que empleaban los asaltantes. Detuvieron a los criminales en su huida, así como a un cómplice que les esperaba a bordo de un vehículo para su fuga.

Logró escapar un ciudadano de nacionalidad rumana, el que había ejecutado la reunión. Consigo se llevó parte del botín. Los agentes siguieron sus pasos, primero, hasta la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes, y hasta Málaga después. Allí fue detenido, no sin resistencia: dos agentes resultaron heridos leves. También se le intervino una cantidad importante del botín.

La operación se ha saldado, además, con la detención de un intermediario en Puente Genil (Córdoba) y con el líder del grupo en Dos Hermanas (Sevilla). Éste último había huido de Madrid al enterarse del golpe policial. Todos ellos están en prisión preventiva y se les han intervenido tres vehículos con matrículas dobladas, así como dos pistolas y 9.800 euros en metálico.

Material intervenido por la Policía a los falsos guardias civiles.

Material intervenido por la Policía a los falsos guardias civiles. PN