La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este martes en el Congreso.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este martes en el Congreso. EFE

España PRESUPUESTOS

El Gobierno contra todos: Montero da por perdidos los Presupuestos y caldea el clima electoral

La ministra de Hacienda arremete contra el "chantaje" del independentismo y contra PP y Cs por "encender la mecha de un polvorín".

El Gobierno ya da por perdidos los Presupuestos Generales del Estado y ha pasado al modo electoral. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido en la mañana de este martes las cuentas públicas con escasas esperanzas de recibir el apoyo de los diputados independentistas, que mantienen su enmienda a la totalidad. De prosperar esa enmienda, este miércoles el Congreso de los Diputados devolverá al Gobierno los Presupuestos, algo que en el propio Ejecutivo y en el PSOE ven como el inicio de la cuenta atrás hacia las elecciones. 

"Todo indica que el independentismo votará en contra de unos Presupuestos sociales buenos para Cataluña y las derechas en contra de unos Presupuestos sociales buenos para España", ha reconocido Montero, arremetiendo al mismo tiempo contra ERC, PDeCAT, PP y Ciudadanos. "¿No será, señorías, que viven mejor en la confrontación que en las soluciones?", se ha preguntado. 

"Vamos a defender los Presupustos hasta el último minuto", ha dicho después la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, aunque avanzando ya que si naufragan pasarán automáticamente a ser una especie de programa electoral. "Seguiremos defendiéndolos como nuestro proyecto político y compromiso de futuro", ha dicho. 

La influencia del juicio al procés

Montero ha culpado en parte al calendario, ya que según ella, el inicio del juicio a los dirigentes independentistas en el Tribunal Supremo "ha podido influir" en la "polarización" que vive estos días la política española. 

La ministra de Hacienda sólo ha comenzado a hablar del proyecto de Presupuestos a partir de la primera media hora de su discurso. En los primeros minutos ha sido más política que nunca (y eso que se la considera de las más políticas del Gobierno), y ha plagado su discurso de citas ajenas a las cuentas públicas, reflexión sobre el espíritu de la Transición incluida. 

"Este Gobierno no va a ceder a ningún chantaje por parte de nadie. No va a admitir bajo ninguna circunstancia que en ningún orden del día esté el derecho a la autodeterminación de Cataluña", ha dicho. 

"¿Hasta dónde están dispuestos a llegar?"

"¿Hasta dónde están dispuestos a llegar por desgastar a este Gobierno?", ha preguntado a PP y Ciudadanos, a los que ha acusado de "encender la mecha de un polvorín sin importarle lo más mínimo las consecuencias para una convivencia en paz".

Su discurso fue muy bien acogido por la bancada socialista, a la que gustó su contundencia y sus ataques a la oposición. "Deberíamos utilizarlo todos como argumentario", explicaba en los pasillos un diputado. "Ha estado muy bien, debemos defendernos sin miedo", en palabras de otro parlamentario. 

En el Congreso huele ya a campaña electoral. Los anuncios de este lunes hechos por el Gobierno, que avanzó una posible fecha electoral y la decisión final de cara a la exhumación de Francisco Franco, han puesto al PSOE en modo electoral. Por eso la intervención de Montero sonó más a un discurso de apertura de campaña tras una legislatura con claros síntomas de agotamiento.