Cartel para la concentración del domingo en Colón.

Cartel para la concentración del domingo en Colón.

España MANIFESTACIÓN 10-F

De militantes del PSOE a Hogar Social: la extraña amalgama unida por las concesiones al separatismo

Los organizadores se desvinculan de los grupos radicales: "Rechazamos a aquellos que no defiendan valores democráticos y de convivencia".

Noticias relacionadas

Ciudadanos y Partido Popular entrelazan los mimbres de la manifestación que se celebrará en Madrid contra Pedro Sánchez, pero desde el primer momento han tratado de desvincularla a las siglas políticas. "Serán bienvenidas todas aquellas personas que defiendan la Constitución, nuestra democracia y el respeto a las leyes democráticas", sostienen a través de sus grupos de difusión. El mensaje, en buena medida, ha calado. Porque en Colón habrá representantes de Cs y PP, por supuesto. También de Vox, que se adhirió a la convocatoria. Militantes socialistas han afirmado igualmente que participarán. Los organizadores, no obstante, están preocupados por la presencia de grupos de extrema derecha como Hogar Social Madrid o Falange, de los que ya se han desvinculado.

Una amalgama social que pretende ir más allá de siglas partidistas o de ideologías. Esa es la idea que manejan los convocantes del acto. Fernando de Páramo, secretario de comunicación de Ciudadanos, y Javier Maroto, vicesecretario de organización del Partido Popular, están a los mandos de la concentración del domingo. Pero en el cartel difundido no se ve el símbolo de ninguna de sus formaciones. Es un eslogan unitario: "Por una España unida, ¡elecciones ya!".

Rivera convoca una manifestación este domingo en Madrid

"Yo me siento identificado por ese lema y por eso voy a ir", sostiene Víctor Gómez Frías, profesor y destacado militante del PSOE, en conversación con EL ESPAÑOL. "Cuando apoyé la moción de censura lo hice pensando en la convocatoria de elecciones inmediatas -prosigue-. Pero todavía no hemos votado".

También ha confirmado su asistencia Joan Mesquida, quien ostentó cargos de responsabilidad en diferentes administraciones durante la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero: secretario de Estado de Turismo y director general del Ministerio de Defensa, entre otros.

En la misma plaza habrá espacio para otras ideologías. Según Santiago Abascal, "el domingo no se trata de partidos. Se trata sólo de España". Con ese argumento, Vox ha confirmado su presencia en el acto.

No muy lejos estará Manuel Valls, aspirante a la alcaldía de Barcelona por Ciudadanos. Pese a la asistencia de Vox -y a sus continuos enfrentamientos con Abascal-. Irá "sin ningún dilema y sin ningún complejo porque estamos en un momento histórico".

Hogar Social, Falange...

Pero en las últimas horas se han sumado igualmente grupos o asociaciones de corte radical. Hablamos de los ultras Falange Española de las Jons y España 2000. También Hogar Social Madrid, considerado como neonazi, ha llamado a sus seguidores a participar en el acto.

Los organizadores de la concentración se desmarcan de todos estos grupos de extrema derecha: "Rechazamos la presencia de aquellos grupos que no defiendan los valores democráticos y de convivencia".

Es en este punto cuando Víctor Gómez Frías defiende con más fervor la presencia de los militantes del PSOE en la particular amalgama que el domingo puede congregarse en la plaza de Colón: "No podemos permitir que estos grupos asuman todo el discurso del descontento. Todos los socialistas que no estén conformes y que quieran elecciones ya deberían acudir a la concentración".