Vista de los taxis bloqueando la Castellana en Madrid

Vista de los taxis bloqueando la Castellana en Madrid Efe

España

Taxistas de toda España toman la capital: "Vamos con todo, menos con barras"

Los taxistas permanecen acampados en el Paseo de la Castellana desde la madrugada del sábado, y han convertido ese eje en el epicentro de sus protestas. 

Arturo Criado Agencias

Noticias relacionadas

Los taxistas de Madrid no tienen pensado rebajar la intensidad de sus protestas. Tras bloquear el Paseo de la Castellana este domingo y cuando se cumple una semana de huelga, preparan más movilizaciones y alertan: "¡Vamos a petar Madrid!".

Los taxis bloqueando la Castellana este domingo

Los taxis bloqueando la Castellana este domingo

Los taxistas trasladaron este fin de semana su campamento base al Paseo de la Castellana de Madrid, donde permanecen acampados desde la madrugada del sábado, y han convertido ese eje en el epicentro de sus protestas. 

Después de su intento de colapsar la Feria Internacional de Turismo (Fitur) y de los bloqueos en la M40, el objetivo de los taxistas es que este lunes la capital viva un día "intenso", y continuar con las movilizaciones. De hecho, está previsto que a lo largo del día lleguen a Madrid taxistas de otros puntos de España, 1.500 desde Andalucía, 2.000 desde la Comunidad Valenciana y también desde otros lugares, como Zaragoza.

Caravana de taxis desde Zaragoza a Madrid

Aunque no lo han comunicado de manera oficial, la idea es tomar tomar la capital a primera hora de la mañana, en plena hora punta. Para ello plantean varias opciones: marchas lentas en los principales accesos y arterias de la ciudad, o protestas a pie en los principales puntos neurálgicos, tales como estaciones de tren y autobús, intercambiadores, y cortes de calles. 

Así, esperan continuar su concentración en esta arteria central que cruza Madrid de norte a sur y por la que diariamente circulan miles de vehículos. Y también esperan realizar una ruidosa marcha "con cacerolas y pitos, con todo, menos con barras" de 11.00 a 13.00 horas hasta la sede del Partido Popular, en la calle Génova; e ir a la Puerta del Sol de 17.00 a 19.00 horas.

Aquí protestarán para hacerse oír en su principal reivindicación: que se apruebe de inmediato la misma ley que se va a aprobar esta semana en Cataluña para regular a las VTC. Una norma que obliga a precontratar los servicios con quince minutos de antelación, que se extiende a los 60 minutos en el caso de Barcelona. 

Mientras tanto, la Comunidad de Madrid permanece inamovible en sus posiciones. Aseguran que no van a aprobar ninguna normativa que pueda “expulsar” a un sector. Es decir, que se oponen a una norma como la aprobada en Cataluña. Insisten en que ellos ya presentaron al sector una propuesta que rechazaron, y que contemplaba que los coches de Uber y Cabify tuvieran que ser contratados a una distancia mínima de 300 metros. 

Un taxista junto a la tienda de campaña que han instalado en Colón

Un taxista junto a la tienda de campaña que han instalado en Colón Efe

Desde el Gobierno regional insisten en que han presentado dos propuestas y el Taxi no se mueve de sus pretensiones. Afirman que tienen la mano tendida, y animan a los taxistas a presentar una nueva propuesta con la que empezar una negociación. 

"Abandonados por la Delegación"

Mientras tanto, el sector de las VTC se reunirá este lunes en torno a las 17 horas con el delegado de Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes. Un encuentro que se produce después de que los propios conductores se hayan quejado de haberse sentido "abandonados" por la Delegación estos pasados días, coincidiendo con las protestas de los taxistas, y especialmente, la pasada noche cuando un conductor recibió un disparo con perdigones cerca de Avenida del Mediterráneo.

De hecho, durante todo el fin de semana el sector de las VTC ha denunciado agresiones: Cristales rotos, disparos de perdigones contra un coche e intentos de pegar a algunos conductores.

Los conductores de vehículos VTC se reunieron este domingo para acordar acciones encaminadas a exigir "respeto" como sector a la administración, mostrándose "muy enfadados" con Rodríguez Uribes, por no velar por su seguridad tras una coche "catastrófica".

La pasada semana, el colectivo envió una carta al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el que solicitaba que velara por su seguridad.