Josep Bou, el candidato del PP a la alcaldía de Barcelona

Josep Bou, el candidato del PP a la alcaldía de Barcelona Efe

España

El PP ofrece su apoyo a Valls para frenar a Colau y al separatismo en Barcelona

El candidato popular, Josep Bou, ha asegurado que él mismo "se descolgará" por la fachada del Ayuntamiento para quitar el lazo amarillo.

El candidato del PP a la alcaldía de Barcelona, el empresario Josep Bou, ha asegurado hoy que, si es necesario, apoyará al también aspirante Manuel Valls para evitar que gobiernen en la capital catalana el "populismo" de Ada Colau o el independentismo.

"Valls, si necesito tus votos espero que me apoyes, porque si tú necesitas los míos los tendrás. Seguro", ha apuntado el nuevo candidato durante la presentación en sociedad de su proyecto, en un acto en el que le han arropado los presidentes de la formación en Cataluña y España, Alejandro Fernández y Pablo Casado.

Aún en materia de pactos, Bou ha lanzado un mensaje a los socialistas: "¿A quién queréis de alcalde, a Ernest Maragall o a mí? Pensadlo. Porque yo lo tengo claro, os lo aseguro. Votaría mil veces más a un socialista que a un separatista".

Bou ha defendido que no se ha "quedado con la más fea", en relación a su elección de ser el candidato del PP, a quien las encuestas auguran unos resultados modestos en las elecciones al consistorio barcelonés.

El empresario ha señalado que las líneas maestras de su proyecto para la ciudad pasan por la oposición al independentismo, el acceso a la vivienda y la creación de empleo.

Sobre el primero de estos puntos, Bou ha sostenido que si llega al Ayuntamiento usará su experiencia como escalador para descolgarse personalmente por la fachada del edificio de la plaza Sant Jaume y quitar la pancarta y el lazo amarillo que hay actualmente como muestra de solidaridad con los soberanistas en prisión preventiva por su implicación en el 1-O y la declaración de independencia.

En el apartado del urbanismo y la vivienda, ha abogado por no restringir "cómo debe circular la gente por la ciudad" y por usar los 75 solares vacíos que hay en la ciudad para ampliar el alquiler social disponible, si bien aboga por que estos pisos acaben siendo una propiedad privada pasados 25 años.

"Es verdad que habrá que dejar alguna cosa mixta y alguna cosa verde, pero es que la gente no vive en los parques, vive en las casas. Propongo colocar 75 grúas y empezar a trabajar. Tenemos 200.000 metros cuadrados para hacer viviendas y no costará gran cosa al Ayuntamiento. Yo soy promotor y sé alguna cosa más que los políticos de eso", ha resaltado.