Casado, este sábado en un acto en Extremadura.

Casado, este sábado en un acto en Extremadura. Esteban Martinena Agencia EFE

España CATALUÑA

Casado promete que en su primer Consejo de Ministros aprobará el 155 para intervenir Cataluña

Pablo Casado quiere comenzar la reconquista en España. El líder del PP ha presentado este domingo a los candidatos del partido a las alcaldías de las cuatro capitales de provincia catalanas. "Vivimos los tiempos más oscuros en Cataluña probablemente desde la Transición", ha dicho, pero afortunadamente hay "héroes" como los militantes del PP que, según él, son los que le dieron la fuerza para presentarse a las primarias por el liderazgo del partido en toda España. 

El líder del PP se ha comprometido a que "en el primer Consejo de Ministros", cuando llegue a ser presidente del Gobierno aprobará "el artículo 155 para recuperar la ley, la concordia y la convivencia en Cataluña". Abjurando de la operación diálogo de Pedro Sánchez, ha asegurado que  esa decisión "la avala la nación española, no hacen falta diálogos ni convivencias", ha anunciado entre aplausos.

Casado ha llegado a calificar de "desequilibrado" a Quim Torra, presidente de la Generalitat. "Y no como insulto, sino porque es así... hace falta ser muy desequilibrado", ha dicho", "para llamar carroñeros, hienas y víboras a los españoles". Y ha añadido: "Hace falta ser muy desequilibrado para apelar a la vía eslovena, a la guerra civil para la independencia, que causó 63 muertos y cientos de heridos".

Casado tacha a Torra de "desequilibrado" y urge a aplicar el 155 en Cataluña.

Casado ha agradecido especialmente a Josep Bou, un empresario local, que haya dado el paso de sumarse al proyecto del PP aunque se "complique la vida", y ha augurado que se convertirá en alcalde aunque la formación obtuviera en 2015 tan solo tres concejales de los 41 en juego. 

"Hay muchos catalanes que son del PP y aún no lo saben y vamos a hacer que se den cuenta", ha proclamado Casado asegurando que su proyecto es transversal y reivindica la libertad individual, una baja presión fiscal, la seguridad, la inmigración regulada, la eficacia en la gestión y la defensa de España. 

Ha reconocido el líder popular que "quizá hemos minusvalorado la potencia sectaria del independentismo, y hemos pensado en el diálogo como vía" posible para solucionar el problema. Pero ha concluido que "jamás" volverán a creerles. "A veces hemos pensado que el consenso entre fuerzas políticas pueden retrasar las respuestas que son urgentes, pero ningún supuesto diálogo se puede poner por encima del cumplimiento de la ley, de la Constitución y de la defensa de la seguridad y la convivencia"

Casado asegura que no hay nada que negociar con los independentistas porque "no hay ninguna falsa expectativa de que vayan a ir por el buen camino", y así exige la toma del mando de los Mossos, la recuperación de las competencias de Educación y Sanidad, porque "no nos puede hacer cambiar de plan: seamos rápidos y eficaces en lo que nos proponemos y hacemos en el Gobierno".

Junqueras y Zapatero

Casado ha comentado las palabras del exvicepresident Junqueras, que dice que "hay independentistas buenos y malos", y propone agazaparse hasta que "logremos la mayoría que nos hace falta como nos ha dicho Pedro Sánchez". Pero Casado dice que no cabe la "equivalencia moral entre los que queman coches y pintan nuestros portales" con los demócratas. "No creeremos más en el nacionalismos, en el independentismo, porque por definición necesitan la exclusión" y Sánchez los necesita, ha recordado Casado, "porque si hay elecciones volveremos a la Moncloa".

Y ha señalado al expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero por negar que el 1-O "fuera un golpe de Estado".

Casado también ha tenido palabras amables para el exlíder del PP en Cataluña, Xavier García Albiol, que en 2015 ganó las elecciones en Badalona (Barcelona), con 10 de 27 concejales, pero no gobernó por pactos de los demás partidos. Después fue presidente del PP catalán, aunque los resultados no lo han acompañado en las elecciones al Parlament. En las últimas logró cuatro de 135 diputados. 

"Sabes hacer campañas a cara de perro en Badalona como las hago yo en Ávila. Sin hacer prisioneros. Por eso arrasas en Badalona y por eso, modestia aparte, no nos va mal en Ávila", ha dicho Casado, despertando un aplauso. 

Según el presidente nacional del PP, "el kilómetro cero de España ya no está en Madrid. Por desgracia se libra en la plaza de Sant Jaume", ha dicho. Por eso es tan importante la batalla por Barcelona. 

Casado también ha tenido duras palabras para Sánchez, que "está dispuesto a cargarse la soberanía nacional, la legitimidad de las Cortes generales, la representación del pueblo español", algo que ha considerado "gravísimo". "Les duele mucho a los socialistas que lo recordemos, pero todo empezó con [Pasqual] Maragall y [Jose Luis Rodríguez] Zapatero", en referencia a la redacción del Estatut que después fue modificado por el Tribunal Constitucional.