El rey Felipe VI en el Congreso de los Diputados.

El rey Felipe VI en el Congreso de los Diputados.

España CONSTITUCIÓN

El Rey defiende la "vigencia" de la Constitución: "Es un mandato permanente de concordia entre españoles"

El rey Felipe VI ha defendido este jueves la "plena vigencia" de la Constitución como "gran pacto nacional de convivencia entre los españoles". "La Constitución es un mandato permanente de concordia entre los españoles; la voluntad de entendimiento, a través de la palabra, la razón y el derecho", ha señalado.

El jefe del Estado ha pronunciado un discurso solemne en el Congreso de los Diputados en el acto por los 40 años de la Constitución. En él, Felipe VI defendió la unidad de España y las libertades que gracias a la Carta Magna están reconocidas en "el mayor éxito político de la España contemporánea" que fue la Transición y la consolidación de la democracia, según él. 

El jefe del Estado ha comprometido además la vinculación de la Casa Real con la Corona. Ha sido la última frase de su discurso: "La Corona está ya indisolublemente unida -en la vida de España- a la democracia y la libertad", ha dicho. 

El discurso del Rey el 6-D Redacción | Agencias

Felipe VI también ha hecho un repaso por logros de estos 40 años, desde la integración de la mujer en todos los ámbitos de la vida española a los derechos y libertades, como la educación o la sanidad universal y gratuita. 

"La Constitución es el gran pacto nacional de convivencia entre españoles por la concordia y la reconciliación, por la democracia y por la libertad", ha dicho Felipe VI. El pacto de la Constitución no es una "mera transacción" sino una "unión de voluntades", según él. Es "el mayor éxito político de la España contemporánea", según él.m

Este año, el día de la Constitución va acompañado de una especial solemnidad. Se cumplen 40 años de la aprobación de la Carta Magna y el clima político en España es de incertidumbre y volatilidad política, algo que hace que partidos como Podemos cuestionen abiertamente la figura del Rey como jefe de Estado y PP, PSOE y Ciudadanos se afanen en defenderla junto al texto constitucional. 

Al acto han acudido los cuatro expresidentes del Gobierno vivos: Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Este último volvió este jueves al Congreso tras por primera vez desde la moción de censura que acabó con su mandato e invistió a Sánchez. 

Los cuatro se sentaron en un lugar preeminente, en sillas colocadas tras los bancos de escaños, inmediatamente por debajo del banco azul reservado al Gobierno. Allá se colocaron también dos sillas para los reyes eméritos, Juan Carlos I y Sofía, además de tres para los padres de la Constitución vivos: Miguel Herrero Rodríguez de Miñón, José Pedro Pérez-Llorca y Miquel Roca.

El "mestizaje" como base de la sociedad

En su discurso, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, llamó a defender "sin reservas" la Constitución, no porque se corresponda exactamente con los fines de la sociedad española sino porque ha permitido su desarrollo en paz y democracia. 

Pastor ha defendido el mestizaje como base de la sociedad española. "Nuestra historia es rica porque es diversa y plural", ha dicho, pidiendo un futuro "sin rencores ni demagogias". "Entonces sí, obtendremos la victoria que nos permitirá vivir con bienestar y libertad", ha dicho defendiendo las instituciones y la "convivencia" como base del progreso. 

La presidenta del Congreso también se ha referido a los cuatro expresidentes y sus principales logros, así como a la lucha contra el terrorismo, que "será siempre derrotado por la ley, la justicia y la libertad". La frase provocó otro aplauso en la cámara. 

Aplausos a Juan Carlos I

La presencia de Juan Carlos I ha estado en duda hasta hace tan solo una semana, ya que las revelaciones sobre su vida privada y actividades empresariales han deteriorado enormemente su figura y reabierto los debates sobre la supervisión y control del jefe del Estado. Sin embargo, su entrada al hemiciclo fue recibida con un largo aplauso

Los diputados de Unidos Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza, acudieron al hemiciclo y asistieron, de forma respetuosa, de pie y sin aplaudir, a la entrada de los reyes mientras eran ovacionados por el resto del Congreso. También mantuvieron esa actitud ante el himno nacional. Luego, cuando comenzó a hablar Felipe VI, abandonaron el hemiciclo en señal de protesta

Gran presencia de invitados

En la tribuna de invitados, la mayoría de presidentes autonómicos salvo el catalán, Quim Torra, y el vasco, Íñigo Urkullu. ERC, PDeCAT, En Comú Podem, Compromís no participan en el acto. Entre los demás presidentes autonómicos han estado Susana Díaz, presidenta en funciones de Andalucía, cuyas elecciones y sus repercusiones para el conjunto de España siguen marcando la agenda política.

También han acudido diputados constituyentes, exministros y numerosas personalidades políticas, judiciales y periodísticas, entre ellos el director de EL ESPAÑOL, Pedro J. Ramírez, o el expresidente de PRISA, Juan Luis Cebrián.