Borrell, este martes en un acto oficial.

Borrell, este martes en un acto oficial. Mariscal Agencia EFE

España BORRELL

El PP salva a Borrell "por sentido de Estado" de ser reprobado en el Senado

Los populares tumban la reprobación del PDeCAT en la Cámara Alta contra el ministro de Exteriores y no se abstienen sino que "apoyan al ministro" contra el nacionalismo. 

El Partido Popular salva a Josep Borrell de ser el segundo ministro del Gobierno de Pedro Sánchez en ser reprobado por el Senado. El grupo popular, dirigido por Ignacio Cosidó, ha avanzado su intención de tumbar la moción del PDeCAT con la que se quería censurar las acciones y declaraciones del jefe de la diplomacia en relación a Cataluña y el proceso independentista. 

Borrell se ha convertido en una de las bestias negras del nacionalismo, aunque también ha mostrado algunos gestos, como cuando aseguró que preferiría que los procesados por rebelión y malversación no estuvieran en la cárcel. En cualquier caso, Borrell, catalán y uno de los pilares del Ejecutivo socialista, es desde hace semanas un objetivo a batir por los nacionalistas, que han desplegado una cascada de iniciativas y elevado la dialéctica. 

En declaraciones a los medios, el portavoz del PP en el Senado ha asegurado que su grupo tendría muchos "motivos para criticar e incluso poder reprobar" al ministro de Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Pero esas razones son justo las contrarias a las de los nacionalistas: que Borrell no muestre "mayor determinación" contra el nacionalismo o la "propaganda muy activa por parte de los golpistas en el exterior", ha dicho Cosidó. 

Sin embargo, este martes, el PP se va a manifestar "apoyando al ministro", ha anunciado Cosidó, que ha recordado que en muchas ocasiones el Gobierno y el PSOE ha acusado al PP de falta de "sentido de Estado". "Hoy, el Grupo Popular va a dar muestras de lo que es el sentido de Estado", ha dicho. Los populares, con mayoría absoluta en la cámara, votarán en contra y no se abstendrán para no parecer equidistantes frente a los nacionalistas.