Traslado del cuerpo del agresor de la comisaría de Cornellà.

Traslado del cuerpo del agresor de la comisaría de Cornellà. Enric Fontcuberta Agencia EFE

España LA REUNIÓN DE LA MESA

El "hecho aislado" de Cornellà frena los planes de Marlaska de rebajar la alerta antiterrorista

Noticias relacionadas

España lleva 38 meses, desde junio de 2015, en nivel 4 sobre 5 de alerta antiterrorista. El Ministerio de Interior impuso esta medida tras una serie de atentados que tuvieron lugar en Somalia, Kuwait, Francia y Túnez. Fernando Grande-Marlaska, al frente de la cartera desde el pasado mes de junio, había trazado las primeras líneas para rebajar el nivel de alerta. El ataque que ha tenido lugar este lunes en la comisaría de los Mossos d'Esquadra en Cornellà (Barcelona), no obstante, ha frenado en seco esta decisión.

De acuerdo a los primeros indicios que manejan los investigadores de los Mossos d'Esquadra -trabajan de forma conjunta con Policía Nacional y Guardia Civil-, el ataque de este lunes corresponde a motivos terroristas: "Ha sido un atentado terrorista sí o sí", señaló Rafael Comes, jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Central, en rueda de prensa. "Un hecho aislado", añadió conseller de Interior, Miquel Buch.

Así habló sobre los sucesos que tuvieron lugar en la comisaría de Cornellà. A las 5.52, Abdelouahab Taib llamó al telefonillo de las dependencias policiales solicitando hacer una consulta urgente. Tras lograr acceder al recinto, enfiló el pasillo que le separaba de la agente de guardia con un arma blanca entre las manos y al grito de "Alá es grande". El individuo, de 29 años, con documentación española y de origen argelino, cayó abatido.

Abdelouahab fue abatido tras atacar la comisaría de Cornellá

Los Mossos d'Esquadra informaban del suceso a través de sus redes sociales y, a las pocas horas, registraban la vivienda del agresor, que vivía a apenas dos calles de distancia de la comisaría. De acuerdo al testimonio de algunos vecinos, Abdelouahab Taib se había separado recientemente de su esposa. La mujer se había convertido al Islam tras contraer matrimonio.

La reunión de la Mesa

Atendiendo a la gravedad del episodio, el Ministerio del Interior reunió este lunes la Mesa de Valoración de la Amenaza Terrorista: "La decisión de mantener el nivel 4 reforzado se ha adoptado a propuesta de los expertos en la lucha antiterrorista, con el refrendo de los responsables del Ministerio. Forman parte de la Mesa representantes del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), Policía Nacional y Guardia Civil, junto a miembros de Mossos d’Esquadra, la Ertzaina y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI)", indicó Interior a través de un comunicado.

El nivel 4 reforzado (riesgo alto) es el nivel más alto antes de alcanzar el nivel 5 (riesgo muy alto), que implicaría que el Gobierno recurriese a las Fuerzas Armadas y a ciertas restricciones en el espacio aéreo. Ni siquiera tras los episodios de Barcelona y Cambrils del 17 y 18 de agosto de 2017 se alcanzó este nivel.

Los planes de Marlaska

Desde que se activase este protocolo de prevención, España nunca había alcanzado hasta junio de 2015 el nivel 4 de alerta antiterrorista. Los acontecimientos ya citados, vinculados a un recrudecimiento de los atentados de Estado Islámico y Al Qaeda, propiciaron que el Ministerio de Interior adoptase esta medida. 

Según adelantó El Mundo, Fernando Grande-Marlaska se había planteado rebajar el nivel de alerta una vez hubiesen pasado los meses de verano, fechas calientes para los propósitos terroristas. Pero el episodio de Cornellà trunca, al menos de momento, estos planes.