Momento en el que retiran el cadáver del atacante de la comisaría de Cornellà.

Momento en el que retiran el cadáver del atacante de la comisaría de Cornellà. Enric Fontcuberta Agencia EFE

España

Los Mossos abaten a un hombre que entró armado en la comisaría de Cornellà al grito de "Alá es grande"

El juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, ya ha abierto diligencias de investigación sobre el ataque que ha intentado perpetrar un individuo la madrugada de este lunes con un cuchillo en la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Cornellá de Llobregat (Barcelona). Los agentes autonómicos abatieron al individuo que entró a las 5.52 de la mañana en la comisaría. Llevaba en sus manos un arma blanca y accedió al recinto al grito de "Allahu Akbar!" ("¡Alá es grande!"). 

Abatido un hombre en Cornellà al intentar atacar una comisaría de los Mossos

Los Mossos informaron del suceso a través de sus redes oficiales. El individuo, muerto en el acto, es un vecino de Cornellà con NIE española -los agentes encontraron su documentación en el bolsillo-, si bien nació en Argelia hace 29 años. Su identidad responde al nombre de Taib Abdelouahab y todavía mantenía conexiones frecuentes con su país de origen.

El juzgado de instrucción número 2 de Cornellá practicó el levantamiento del cadáver del hombre, muerto en el interior de la comisaría de Cornella, "después de que intentara herir a una agente con un cuchillo", según informan fuentes jurídicas.

La magistrada de guardia también ha acordado la incautación del arma y que se hagan las pruebas de balística, así como la protección del edificio donde vivía el atacante que, según el relato de los testigos, habría realizado una "invocación religiosa sospechosa", informan las mismas fuentes.

La jueza de Cornellá ha puesto los hechos en conocimiento del Juzgado Central de guardia de la Audiencia Nacional, que en el momento de los hechos le correspondía al juez Ismael Moreno, puesto que se investiga como un hecho terrorista.

Los investigadores todavía trabajan alrededor de los motivos del suceso, si bien los primeros indicios apuntan a que no contaba con una infraestructura desarrollada o con el apoyo de terceros. Los agentes están realizando registros en su domicilio.

Tras los hechos, la policía autonómica trasladó un mensaje de alerta al resto de sus comisarías, que reforzaron la seguridad. La alerta también llegó a la Policía Nacional, Guardia Civil y demás cuerpos policiales autonómicos.

El episodio ha tenido lugar apenas unos días después del primer aniversario de los atentados de La Rambla y Cambrils (17 y 18 de agosto), en los que una célula yihadista acabó con la vida de 16 personas.