Pintadas a favor de los presos independentistas en la cárcel de Lledoners.

Pintadas a favor de los presos independentistas en la cárcel de Lledoners. EFE

España

Junqueras recibe de forma institucional al lehendakari Urkullu en la cárcel de Lledoners

  • La reunión fue autorizada por la Conselleria de Justicia, controlada por ERC.
  • Oriol Junqueras también se reunirá esta tarde con Ada Colau.

El exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, recibió la visita del lehendakari Iñigo Urkullu este martes, en la cárcel de Lledoners, en un encuentro institucional.

La reunión no estaba en la agenda oficial de Urkullu, que estaría disfrutando de sus vacaciones, y se realizó en una sala de la prisión y no en el locutorio, lo que corresponde al protocolo de las visitas institucionales. EL encuentro fue autorizado por la Conselleria de Justicia que actualmente está en manos de ERC, con Esther Capella, exdiputada de ERC, al frente de la Conselleria.

Esta tarde será la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien también se verá con Oriol Junqueras en prisión, en las mismas condiciones. 

Según cuenta La Vanguardia, Iñigo Urkullu sólo se vio con Oriol Junqueras, pese a que, en la misma cárcel, también se encuentran el exconseller Raül Romeva, el diputado de JxCAT y exlíder de la ANC Jordi Sànchez y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. 

Pese al protocolo del encuentro, fuentes de la Presidencia del Gobierno Vasco han dicho a Efe que se trató de una visita "privada, de razón, fundamentalmente, humanitaria".

Durante la reunión, el lehendakari encontró a Junqueras "muy consciente de la situación", según han explicado las mismas fuentes.

El exvicepresidente del Govern se encuentra "sereno, a pesar de sus circunstancias derivadas del encarcelamiento hace ya nueve meses y del proceso judicial" e "interesado en lo mejor para su entorno familiar y político, como también para el conjunto de la sociedad catalana".

Las citadas fuentes han precisado que el lehendakari ha mantenido y mantiene una relación "intensa" con representantes institucionales, sociales y dirigentes políticos catalanes, incluido los responsables de ERC.

Fruto de esta relación surgió la posibilidad de esta reunión que, tanto Oriol Junqueras como el lehendakari, "estuvieron de acuerdo en mantener".

Urkullu ha sido uno de los principales intermediarios entre el Gobierno central y el Govern de la Generalitat durante el proceso independentista, especialmente en los momentos más críticos, entre la celebración del referéndum del 1 de octubre y la declaración unilateral de independencia en el Parlament del día 27, algo que el lehendakari intentó evitar a toda costa por considerar un error de estrategia.

Las relaciones entre Puigdemont y el lehendakari se han enfriado desde entonces. De hecho, los dirigentes nacionalistas vascos han dicho varias veces que el enfoque de confrontación elegido por Carles Puigdemont para tratar el tema catalán puso en riesgo los intereses de las demás comunidades.

Ahora, y tras la moción de censura a Mariano Rajoy, para cuya aprobación han sido indispensables los votos del PNV, Urkullu sigue siendo un aliado imprescindible para mantener el Gobierno de Sánchez y, además, parte importante en el diálogo con los grupos nacionalistas.