Pedro Sánchez, junto al rey Felipe VI en el palacio de Marivent (Palma de Mallorca), residencia estival del monarca.

Pedro Sánchez, junto al rey Felipe VI en el palacio de Marivent (Palma de Mallorca), residencia estival del monarca. Ballesteros Agencia EFE

España DESPACHO CON EL REY EN MARIVENT

Sánchez exige a Torra "no olvidar" que los actos del 17-A son contra el terrorismo, no contra el Rey

  • El rey Felipe VI y la reina Letizia estarán con Sánchez y Quim Torra en el homenaje. 
  • "Lo importante es no olvidar por qué nos congregamos todos en Barcelona y en Cambrils el 17 y 18 de agosto. Contra el terrorismo y por la solidaridad con las víctimas y familiares no hay fisura posible"

Pedro Sánchez no quiere que el president de la Generalitat, Quim Torra, y los elementos más radicales del independentismo conviertan un acto de recuerdo a las víctimas del terrorismo yihadista en un acto de boicot al rey Felipe VI. 

"Lo importante es no olvidar por qué nos congregamos todos en Barcelona y en Cambrils el 17 y 18 de agosto", ha dicho el presidente del Gobierno tras despachar con el jefe del Estado en el Palacio de Marivent (Palma de Mallorca) este lunes

"Contra el terrorismo y por la solidaridad con las víctimas y familiares no hay fisura posible", ha advertido Sánchez en referencia a los actos de conmemoración de los atentados, en los que murieron 16 personas.

Felipe VI recibe a Pedro Sánchez en el Palacio de Marivent

Felipe VI estará, junto a la reina Letizia, en los actos de homenaje, que en Barcelona organiza el Ayuntamiento de Barcelona que dirige Ada Colau. El año pasado, el jefe del Estado acudió a una concentración unitaria de repulsa, pero fue abucheado e insultado por manifestación independentista.

En las últimas semanas, Torra ha alzado la voz contra el rey, al que la Generalitat le hace institucionalmente boicot. De él ha asegurado que "no es el rey de los catalanes" y que debería de pedir perdón por su posición sobre Cataluña

Sánchez confirma la asistencia de Felipe VI y Letizia al homenaje de las víctimas.

Entre los temas tratados entre Felipe VI y el rey han estado la agenda de medidas del nuevo Gobierno, las migraciones, las relaciones con Cataluña o la política internacional, según Sánchez. 

Un despacho diferente

El despacho del rey de España y el presidente del Gobierno es una de las tradicionales citas políticas del verano y siempre se produce en el Palacio de Marivent, la residencia estival del monarca.

Sin embargo, esta vez era diferente porque se trataba de la primera vez de Sánchez como presidente del Gobierno y porque la imagen de la monarquía se ha resentido en los últimos meses por la publicación de las conocidas como cintas de Corinna.

Las grabaciones, publicadas por EL ESPAÑOL, pusieron en duda la honradez personal del presidente por las acusaciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, arisócrata y examante del rey emérito, que denunció la ocultación de patrimonio en el exterior y el cobro de comisiones ilegales por contratos logrados para el Estado.