Pedro Sánchez, junto a Pablo Casado este jueves en Moncloa.

Pedro Sánchez, junto a Pablo Casado este jueves en Moncloa. FERNANDO ALVARADO Agencia EFE

España CS

La extraordinaria subida del PSOE en el CIS levanta sospechas sobre la cocina de Tezanos

El cambio en la metodología y el historial del nuevo presidente, que hace meses denunciaba un "acoso" contra el PSOE, generan suspicacias sobre el análisis del CIS. 

Los rivales del PSOE lo llaman el "efecto Tezanos". El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicó un nuevo barómetro, el primero tras la llegada al poder de Pedro Sánchez, y surgieron las dudas sobre la credibilidad de la encuesta. Llueve sobre mojado. José Félix Tezanos, el nuevo presidente del CIS, era hasta hace unas semanas el secretario de Estudios y Programas del PSOE y tuvo que renunciar a regañadientes a su cargo en el partido para hacerse cargo del instituto demoscópico oficial. Pero en su trayectoria ha sembrado numerosas dudas sobre otros estudios, asegurando que Sánchez sufría un "acoso" premeditado dentro de una operación de oscuros intereses mediáticos y económicos. 

Llegó la primera encuesta y llegó la primera sorpresa. España se ha teñido de rojo según el CIS, que da al PSOE la victoria en la mayoría de provincias, entre mujeres y hombres, entre ciudadanos de todas las edades. El PSOE saca nueve puntos y medio al PP y prácticamente duplica los votos que lograría Unidos Podemos, en horas bajas. El momento en el que se hizo la encuesta juega a favor: del 1 al 10 de julio, cuando en el PP la campaña por el liderazgo se libraba frente a las cámaras. Antes de la polémica en la que Sánchez se vio sumido al viajar a Castellón en avión oficial y asistir a un concierto en Benicassim, por ejemplo. 

Tomás Serrano

Tomás Serrano

"Hoy el CIS ofrece una encuesta caducada y precocinada al estilo marketing de Sánchez", dijo el PP en sus redes sociales nada más conocer los datos. Su líder, Pablo Casado, fue mucho más cauta al valorarla en el palacio de la Moncloa tras reunirse con Sánchez. El avance del PSOE "se ha producido en los últimos tres meses" por la llegada de Sánchez al poder. "No sería descartable que esa diferencia se produjera a la inversa por la llegada de una nueva Ejecutiva al PP", según él. 

"Sabemos que hay un cocinero socialista en el CIS", dijo por su parte Toni Cantó, diputado de Ciudadanos, a pesar de que el partido naranja está satisfecho porque, intervención de Tezanos o no, Ciudadanos sale empatado con el PP en un 20,4% de los votos. Podría ser peor, piensan los cercanos a Albert Rivera. 

Cambio en la metodología

Las dudas sobre la propia encuesta han sido suscitadas, en primer lugar, por la propia encuesta. El barómetro incluye un cambio en la metodología que hace que no se puedan comparar con fiabilidad los datos con los últimos estudios en las curvas que trazan la evolución y que publican los medios de comunicación. Sencillamente recogen magnitudes diferentes.

La ficha explicativa que precede a la presentación de la estimación de voto explica que, en esta ocasión, el estudio incluye para lograr sus conclusiones el parámetro de la "simpatía", que hasta ahora no se incorporaba. Es más, las fichas de todos los últimos estudios señalan que indicadores como el de simpatía "no suponen ni proporcionan por sí mismos ninguna proyección de hipotéticos resultados electorales".

El PSOE es un partido 'simpático' y en ese registro tiene tradicionalmente buenos resultados, pero su inclusión en la estimación del voto es desaconsejada por no pocos sociólogologos. 

Pero, además del cambio en la metodología, que puede explicar parte de la espectacular subida de los socialistas, fuentes consultadas por EL ESPAÑOL alertan de una sobreestimación del dato del PSOE por otros motivos. "El recuerdo de voto está muy desajustado", explican, y con otra ponderación, la distancia entre PP y PSOE sería mucho menor que nueve puntos. Se situaría en torno a los cuatro.